Alejados Leo Messi y Cristiano Ronaldo de Barcelona y Real Madrid, la explosividad en el Clásico es asumida por Ansu Fati y Vinicius Jr.

Este domingo, en el Camp Nou, le pondrán la irreverencia y la alegría ofensiva al gran duelo del fútbol español.

Claro, Memphis Depay y Karim Benzema representan la experiencia en estas lides. Pero el futuro, y en todo caso también el presente, está en los botines de dos chicos de 18 y 21 años, como lo son el barcelonista y el madridista.

Ansu Fati y Vinicius, los rostros jóvenes del Clásico

Vidas paralelas, ambos son producto de canteras importantes en el mundo del fútbol. Ansu estuvo en las categorías infantiles del Barcelona desde 2012, donde llegó con diez años procedente de las inferiores del Sevilla.

Nacido en Bisáu, en el país africano de Guinea-Bisáu, migró con su familia a España a muy temprana edad. Antes de llegar al Sevilla, pasó por la Escuela Peloteros Sierra Sur y el CDF Herrera.

Mientras, Vinicius, oriundo de Sao Goncalo, en Río de Janeiro, se formó en las categorías menores del Flamengo. Deportivamente dio sus primeros pasos en la escuela de fútbol de su localidad natal, antes de recalar en el club rubronegro.

Vinicius, madurando frente a sus críticos

Real Madrid puso sus ojos en Vini, buscando un nuevo Neymar. Pagó cerca de 40 millones de dólares, integrándose a la disciplina merengue en 2018.

La adaptación que no necesitó Ansu Fati, producto directo del Barcelona, sí la requirió Vinicius. Al brasileño le costó convencer a la afición y al periodismo, buscando aún su contundencia ofensiva. Tenía velocidad y regate, pero le faltaba mejorar la mira.

En sus tres primeras temporadas con los blancos, apenas anotó ocho goles: dos en la primera y tres en cada una de las siguientes. Sin embargo, Vinicius seguía madurando.

Hoy en día está consolidado como uno de los mejores delanteros del fútbol español, sumando cinco goles en ocho compromisos. Su contrato con los merengues es hasta 2025, aunque se esperan noticias sobre su extensión.

Ansu Fati, el rostro fresco de un Barcelona en reconstrucción

Para Ansu, la presión fue menor. Creció bajo el ala de un Leo Messi que ya estaba en sus últimos días, y ya en la temporada 2019-20 sumó siete goles en 24 encuentros. En el segundo año, metió cuatro tantos en siete duelos, pero una lesión de rodilla frenó su progresión.

Al regresar a la acción, ya en la temporada 2021-22, le tocó asumir la camiseta 10 dejada por Leo Messi. En un Barcelona en crisis, le toca poner el toque de alegría.

Ansu Fati lidera un equipo que, obligado por la crisis, ha tenido que echar mano de talento de la cantera: Pedri, Riqui, Gavi, Nico, Baldé, Mingueza…

Ya en la actual campaña suma dos goles en tres partidos, en un retorno de película: con la 10 del Barcelona y salvando a su equipo. El club lo renovó hasta 2027, con una cláusula de rescisión de un billón de euros.

La mirada estará sobre ambos, Ansu Fati y Vinicius, pero no solo para hoy, sino para el futuro de una Liga que busca a sus nuevos Leo Messi y Cristiano Ronaldo.


Like it? Share with your friends!

Kiko Perozo - @kikoperozo
Maracaibo, Venezuela (1984). Experiodista de @diariopanorama, excolaborador de @mundodeportivo, votante de Venezuela para el premio The Best - Fifa. Administrador de @lahistoria200 y @lgmundiales

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *