A pocos días del esperado 19 de octubre, el primer día de temporada regular de NBA y en el que los Brooklyn Nets comienzan su andar ante el campeón defensor Milwaukee Bucks, una de sus estrellas Kyrie Irving no entrena con el equipo y tampoco puede jugar en el arranque de la campaña. La razón: su negativa a vacunarse contra el COVID-19.

El polivalente base de 29 años, desde que empezó la jornada global de vacunación contra el coronavirus, ha transmitido su rechazo a las vacunas y ha mantenido su postura, al punto de que no está entrenando con sus compañeros ni está en los planes de la franquicia y el coach Steve Nash para los primeros encuentros.

Kai fue apartado del plantel y hay muchas dudas sobre su futuro más cercano en la NBA. A continuación, trataremos de explicar en cinco puntos su situación.

Kyrie Irving

La lógica y correcta postura de Nets

El martes 12 de octubre, el general manager de Brooklyn, Sean Marks, emitió un comunicado anunciando que el jugador fue separado de los entrenamientos y los partidos del equipo hasta que sea elegible de manera completa.

Desde que explotó el caso Irving, la franquicia se refirió a la decisión del nacido en Australia como «personal» y «privada».

Los Nets quedaron bien parados con la situación, tema número 1 de los medios de comunicación en Nueva York y que llegó a incomodar al resto de jugadores de Brooklyn y al propio Nash.

«La esperanza es que podamos tenerlo (a Irving) de regreso, y si pasa lo recibiremos con los brazos abiertos. Tenemos que ver cómo se desarrolla la situación, pero mientras tanto nos enfocaremos en los otros jugadores que quedan en el roster con nosotros. Sin dudas que perder a un jugador como Kyrie nos daña desde el punto de vista de talento, pero nuestro foco como organización debe estar ahora en los que podrán participar de manera total», explicó Marks en un contacto con los medios de comunicación.

Kyrie Irving tiene en contra el marco legal

La negativa de Kyrie Irving a recibir la vacuna contra el COVID-19 choca con la normativa gubernamental de New York, que exige la vacunación para ser parte de eventos bajo techo.

Habían evaluado que el piloto jugara en los partidos de visitante, pero quedó en especulación la idea y el equipo prefirió apartar a su figura.

Irving tiene en contra la ley y una condición que apunta hacia el bienestar sanitario para combatir una pandemia que generó millones de víctimas alrededor del mundo.

El ambiente en el vestuario

Si bien solo hay un culpable en esta historia, respetando el libre derecho de cada persona de decidir vacunarse o no, las reglas son las reglas y están para cumplirse. Con ello y retomando el caso Irving, hay otra parte en la historia que son sus compañeros, que efectivamente sí completaron su esquema de vacunación.

¿Cómo está la relación de Kyrie con el resto de los jugadores de Brooklyn? En las últimas semanas, cada aparición pública de Nash, Kevin Durant o James Harden, tenía como primer tema de conversación la situación de Irving, una rutina que se convirtió en una incomodidad en la pretemporada.

Durant reconoció hace unos días que era una tema delicado y que ni siquiera sabía cómo hablarlo e incluso conversarlo con el propio Irving.

Sean Mark insistió que el resto de los jugadores está lejos de entrar en conflicto con Kai por su posición antivacunas.

View this post on Instagram

A post shared by Brooklyn Nets (@brooklynnets)

¿Cómo afecta en lo deportivo la ausencia de Kyrie Irving a Nets?

Claro que es mejor tener al big three en pleno, pero si no está Irving, Brooklyn tiene un plantel lo suficientemente talentoso como para reemplazarlo.

Por lo visto en la pretemporada, los Nets deberían empezar la campaña con Harden de base, Joe Harris como escolta, Bruce Brown de tres, Durant de ala-pívot y Blake Griffin como pívot, un quinteto con mucho tiro exterior.

Las últimas declaraciones Irving confirman su postura

«Esto es sobre mi vida y lo que yo elijo hacer. Es verdad que para estar en Nueva York y para estar en un equipo de este estado tengo que estar vacunado, pero he decidido no hacerlo. Es mi elección y pido a todo el mundo que lo respete«, declaró Irving esta semana.

El base agregó: «Esto no va de dinero. Esto tiene que ver con escoger lo que es mejor para cada uno. ¿De verdad creen que quiero perder dinero? ¿Que quiero entregar mi sueño de ganar un campeonato? ¿Que quiero rendirme y acabar con mi trabajo? ¿De verdad piensan que quiero quedarme sentado en casa? ¿Creen que quiero renunciar a mi sustento por mandato? Vamos…».

Kyrie Irving hacía referencia a otro factor que está en juego: sus ingresos. Esta temporada debía cobrar 35 millones de dólares y tiene por contrato una opción de jugador por 35 millones para la campaña 2022-2023.

También está en riesgo la oferta de renovación de 186 millones de dólares y cuatro temporadas que planeaba realizar Brooklyn por el jugador. Puede que la franquicia ya haya dado marcha atrás por la negativa de Irving.

También te puede interesar: ¿Cómo llega Dallas Mavericks a la temporada 2021-22?


Like it? Share with your friends!

Guy Acurero - @guy_acurero
Periodista venezolano. Redactor de #NFL, #NBA y fútbol en Hispanic Sports Media. Antes en Diario Panorama (2015-2019).

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *