Hace tiempo que se venía preparando y hasta exigiendo ¿Cuándo será el momento de la nueva generación? El poderío del big three, y en tiempo reciente en especial de Novak Djokovic habían relegado a la Next Gen a esperar por una próxima vez. 

Llegó esa vez, en la forma de una explosión que se extendió por dos semanas. La ciudad que nunca duerme fue testigo del gran estruendo, entre rostros habituales y desconocidos, la Next Gen se apoderó del US Open, tanto en la rama femenina como la masculina. Daniil Medvedev jugó la final perfecta y Emma Raducanu hizo historia, el momento es ahora.

La final adolescente, tenage dream final

Más de 2.700 kilómetros separan Flushing Meadows de Hollywood, y eso no impidió que en la WTA se escribiera una historia digna del guión de una película.

Es cierto que el tenis femenino siempre está sazonado con sorpresas e irrupciones inesperadas. Con todo, nadie podría haber predicho que la número 150 del mundo se coronaría a sus 18 años, menos que ganaría 10 duelos consecutivos partiendo desde la qualy (primera juegadora en la historia del tenis), y que no perdería un sólo set en todo el camino al título. Mejor que cualquier guión de Hollywood, Emma Raducanu, la joven británica que disputó por primera vez el US Open demostró que en ocasiones, la realidad puede superar a la ficción. 

No fue la única en hacerlo, de hecho. La canadiense de ascendencia ecuatoriana, Leylah Fernández, se encargó del primer batacazo del torneo eliminando a la tercera raqueta del mundo y plena favorita, Naomi Osaka. No le bastó, despidió también a la triple campeona de Grand Slam Angelique Kerber, al bronce en Tokyo Elina Svitolina y a la número 2 del ranking, Aryna Sabalenka. 

La zurda que cumplió sus 19 años en la segunda semana del US Open, perdió la final ante Raducanu. Aún así se ganó el corazón de Nueva York y el mundo. 

Ambas, sensacionales, confiadas, veloces, con golpes fuertes y precisos, ya no tendrán que preocuparse por jugar la clasificación a los próximos majors. Raducanu, al levantar el título pasó del número 150 al 23 del ranking WTA, Leylah ascendió desde el 73 al 28. Después de una explosión nada vuelve a ser igual, estas chicas dieron un golpe de autoridad e irreverencia. Es un hecho, llegaron para quedarse. 

«Ya no soy un next Gen, pero sigo siendo joven»-Daniil Medvedev

Daniil Medvedev, decidió quitarse de encima la etiqueta de Next Gen y la dejó para las promesas aún más jóvenes que él, así lo señaló tras vencer en su duelo de cuartos de final y ser cuestionado sobre enfrentar a Felix Auger-Aliassime, de 21 . El ruso a los 25 años, y con experiencia de dos finales de Grand Slam perdidas bajo sus hombros, se prometió hacerlo diferente esta vez. La gira americana dio cátedra de su cometido. Al llegar al US Open apenas perdió un set en su camino a la final.

«Ya no soy un next gen, pero sigo siendo joven afortunadamente (risas)»

Daniil Medvedev al finalizar el partido de cuartos de final del US Open.

Sin embargo, Daniil no deja de ser el primero de la nueva generación que le arrebata un Grand Slam al Big Three. 
Hizo un partido perfecto, desde lo físico: apoyado en su potente servicio, movilidad y capacidad de respuesta. Hasta lo mental, apenas lo rozaron los nervios al inicio del segundo set y al termino del partido. Esta vez tenía la experiencia de su lado, no se quebró, al contrario. Fue tan fuerte y seguro que Novak Djokovic, que rozaba una gesta histórica, terminó cediendo ante la presión por triple 6-4.

¿La Next Gen, entonces?

¿Quién entra en la categoría Next Gen, según el nuevo campeón? Es cierto que todas las jóvenes promesas están llamadas a relevar y desafiar al Big Three, se les considera miembros de la nueva generación. A los nombres conocidos, esta temporada 2021 sumó algunos y consolidó a otros. 

El US Open vio al español Carlos Alcaraz (18 años) y al canadiense Felix Auger-Aliassime (21 años), y lograr sus mejores resultados en un Grand Slam, cuartos y semifinales respectivamente. 

Felix Auger-Aliassime y Carlos Alcaraz en semifinales del US Open

Entre los récords de Carlitos, el ascenso de Felix, otros octavos para Jannik Sinner (20) y Fraces Tiafoe (23), se asomó un nuevo rostro: el estadounidense Jasson Brooksby que a sus 20 años emocionó a todo el Arthur Ashe al ganarle un set a Djokovic en sus primeros octavos de Grand Slam, aunque terminó cayendo.

La nueva generación no acaba de llegar, entre nombres consolidados en el circuito, hasta ráfagas de estrellas que llegan de forma impetuosa, están listos para hacer ruido y marcar diferencias. Este US Open fue la muestra.  


Like it? Share with your friends!

Ana Valeria Reyes
Colaboradora en Hispanic Sports Media. El deporte se unió con mi pasión de contar historias, acompáñame en @valedeportes en instagram.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *