Si Aaron Rodgers se concentra en el ovoide y de elegir las mejores opciones de pase, los Green Bay Packers pueden aspirar a todo. Pero si el tres veces ganador del premio Jugador Más Valioso solo piensa en terminar la campaña para marcharse, quizás ni alcancen el título divisional en la NFC Norte.

A pesar de la tóxica relación entre Rodgers y la franquicia, lo más probable es que todas las partes se concentren en el juego, eso si no quieren evitar un fracaso mayúsculo en el último baile del pasador. Packers tiene una de las mejores líneas ofensivas de la NFL, la misma que solo permitió 21 capturas en 2020 y solo tiene una baja con respecto al roster del año pasado.

Aaron Rodgers va a estar protegido nuevamente y va a tener mucha libertad para asociarse con el receptor Davante Adams, quien viene de fijar una marca personal y terminar como líder con 18 recepciones de anotación.

Los puntos están asegurados y eso le da más confianza a la defensiva, que si bien no es la mejor de la liga, fue en 2020 la novena global y en la 13 en puntos permitidos por juego.

Green Bay debuta el domingo 12 de septiembre ante New Orleans como visitante.

NFC Norte

NFC Norte: Minnesota tiene potencial, pero puede quedarse corto

Los Minnesota Vikings parecen destinados a la segunda posición de la NFC Norte, pero quizás no le alcance al equipo para meterse en la postemporada vía comodín.

En esta misma división, la pasada campaña, Chicago Bears se metió en los comodines con marca de 8-8, así que con una Semana más de temporada, los de Minneapolis deberían poder avanzar a Playoffs.

Las claves de Vikings pasan por su mariscal de campo Kirk Cousins y la protección que pueda tener en situaciones como las que lo llevaron a registrar 10 pérdidas de balón. Ese problema fue atacado por la franquicia reclutando a los guardias Christian Darrisaw (1ra ronda) y a Wyatt Davis (3ra ronda). La conexión con el candidato a Novato del Año en 2020, el receptor Justin Jefferson, será más fluida.

El pero de Minnesota es su defensiva, el talón de Aquiles en 2020 que parece sanado para este año con la contratación del esquinero Patrick Peterson y los regresos del ala Danielle Hunter y el tackle Michael Pierce. Si hay un balance entre la retaguardia y el acierto de Cousins, este equipo puede estar en Playoffs y hasta presionar a Green Bay.

View this post on Instagram

A post shared by Minnesota Vikings (@vikings)

Para Chicago Bears y Detroit Lions, el pronóstico es parecido: marca negativa y a pensar en el futuro.

Los Bears tienen en contra su calendario. Visitan a los Rams, Cleveland, Tampa Bay y Seattle y juegan en casa ante Baltimore y San Francisco. Con una débil ofensiva e irregular defensiva, esos juegos son una carga insostenible.

Por los Lions, terminaron 2020 como el peor equipo en puntos por juego, yardas permitidas por juego y eficiencia, así que cualquier índice de mejora será bien recibido. Jared Goff será el QB titular, pero trabajará con el considerado peor grupo de receptores de la liga. Al sótano.

Pronóstico de la división

  1. Green Bay 13-4
  2. Minnesota 9-8
  3. Chicago 7-10
  4. Detroit 4-13

También te puede interesar: NFC Este: Cowboys, ligeramente favoritos en una división pareja


Like it? Share with your friends!

Guy Acurero - @guy_acurero
Periodista venezolano. Redactor de #NFL, #NBA y fútbol en Hispanic Sports Media. Antes en Diario Panorama (2015-2019).

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *