Férrea defensa. Khris Middleton en modo clutch. La concentración de Giannis Antetokounmpo. Hay muchas claves sobre el resurgir de los Milwaukee Bucks y especialmente de la igualdad en la serie de las Finales de la NBA, empatadas 2-2 tras los primeros cuatro encuentros.

Muchos factores se alinearon para que la noche del miércoles 14 de julio, los ciervos derrotaran en el Fiserv Forum 109-103 a los Phoenix Suns, que no pudieron aprovechar los 42 puntos de Devin Booker, quien volvió a destacar tras un bajón ofensivo.

La serie se irá al menos a seis juegos y volverá a Arizona para el quinto y el sexto será en Milwaukee. Varias puntos hay que tomar en cuenta para entender cómo llegaron Bucks y Suns a estar igualados luego de una ventaja 2-0 de la franquicia de Phoenix.

Finales de la NBA

El peor partido de Chris Paul en las Finales de la NBA

Monty Williams, coach de Suns, dijo después del Juego 4 que sus pupilos descuidaron demasiado el balón. Perdieron 17 balones y cinco de esas pérdidas fueron de su estelar base Chris Paul, un jugador que ha ganado en la liga el apodo de administrador del tiempo precisamente por su seguridad con la pelota.

CP3 apenas anotó una decena de puntos y dio siete asistencias y atrapó cuatro rebotes defensivos. Falló sus únicos dos intentos de tiros libres y apenas tiró al aro 13 veces, encestando cinco. No robó ni un solo balón, otra carencia de Phoenix en el cuarto juego, la defensa.

Los Suns solo registraron tres robos, todos de Jae Crowder, y se combinaron para 40 rebotes, 16 de Deandre Ayton.

El factor Middleton y el aporte de Giannis

Los Suns estuvieron arriba en el marcador por más tiempo en el juego, pero en el último cuarto la balanza pesó más del lado de los Bucks, que contaron con un inspirado Khris Middleton.

Middleton anotó 40 puntos y registró seis rebotes, cuatro asistencias y dos robos. Diez de sus unidades fueron en los últimos dos minutos del último cuarto, claves para quedarse con el partido, al igual que una tapa de Giannis Antetokounmpo con 1:14 en el reloj.

El astro griego terminó el partido con 26 puntos, tres robos, dos bloqueos y 14 rebotes, un performance defensivo que será recordado por muchos años y especialmente en lo que quede de estas Finales de la NBA.

Erráticos en ambos lados

A medida que avanzaba el Juego 4 quedaba la sensación de que el partido debía terminar con más puntos. Jrue Holiday, el base de Bucks, se fue con un terrible 4-20. Estamos hablando de que de los 97 tiros de campo de su equipo, 20 fueron de él y falló 16. Milwaukee terminó con 39-97 y un porcentaje de acierto de 40.2%.

La comparación con Phoenix es abrumadora. Los Suns superaron el 51% de acierto pero la defensa de los Bucks no los dejó tirar. Apenas se fueron 40-78, encestaron siete triples, la misma cantidad que su rival, en los tiros libres también fueron inferior al cometer más faltas, 24 contra 16 a favor de la franquicia de Wisconsin.

El propio Giannis dijo que para aspirar a una posición ganador debían seguir mejorando, el mismo plan que deben tener los Suns si quieren volver a estar arriba. Las Finales de la NBA vuelven el sábado 17 de julio en la Phoenix Suns Arena para el Juego 5 a las 9:00 pm, hora del este.


Like it? Share with your friends!

Guy Acurero - @guy_acurero
Periodista venezolano. Redactor de #NFL, #NBA y fútbol en Hispanic Sports Media. Antes en Diario Panorama (2015-2019).

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *