Giannis Antetokounmpo volvió a superar la barrera de los 40 puntos, pero esta vez tuvo el apoyo de sus compañeros y fue parte del despertar de la defensa de los Milwaukee Bucks, que se mantienen vivos en la serie de las Finales de la NBA contra los Phoenix Suns.

La noche de este lunes 11 de julio, los ciervos derrotaron ampliamente 120-100 a la franquicia de Arizona, con 41 unidades, 13 rebotes y seis asistencias del poderoso alero griego, quien registró 13-17 en tiros libros, una de sus deudas pendientes. La serie queda 2-1 a favor de Phoenix, a la espera del Juego 4 que se disputa el miércoles 14, también en Milwaukee.

El regreso a casa le vino bien al conjunto del coach Mike Budenholzer, quien vio como sus pupilos retomaron el nivel defensivo que los llevó a las Finales. Todo lo que necesitaban los Bucks para frenar a los Suns se dio en el Juego 3.

Giannis

Giannis, el factor defensivo y la reaparición de Holiday

El estelar base de Phoenix, Chris Paul, sufrió cuatro pérdidas de balón, las mismas que Mikal Bridges y el doble del centro Deandre Ayton. Fueron 14 pérdidas en total para el equipo de Monty Williams, que sufrió al ver cómo sus dirigidos fueron mermados en ataque.

Ninguno de sus jugadores superó los 20 puntos. Paul lideró con 19, por delante de los 18 de Ayton y Jae Crowder y los 14 del suplente Cameron Johnson. Devin Booker solo anotó 10 unidades.

Phoenix tuvo mejor porcentaje en tiros de campo que Milwaukee, pero la diferencia es que los Bucks tiraron más (43-90 versus 40-83). Esto se debe al excelente trabajo defensivo del base Jrue Holiday, presionando el balón, apretando las líneas de pase y frenando a sus emparejamientos. Además, los Suns fracasaron en los tiros exteriores en el Juego 3, con un deprimente 9-31, diferente al registro de su rival, 14-36.

Otro factor importante fue que en este partido la banca de Bucks aportó mucho más que en los primeros dos juegos. Los suplentes de Milwaukee se unieron para 22 puntos, tres robos y 17 rebotes. La cifra en unidades no es alta, pero es mucho más que lo visto antes y la presencia en los dos costados en la pintura para recuperar la pelota fue clave.

El show de ‘The Great Freak’

En el Juego 2, Giannis registró 42 puntos y en el tercero volvió a destacar con 41. Es el primer jugador en anotar 40 o más unidades en partidos consecutivos de Finales de NBA desde LeBron James en las finales del 2016. Antes lo había logrado Shaquille O’Neal en el 2000.

Curiosamente, en entrevista post partido, a ‘The Great Freak’ le recordaron que un tal Michael Jordan enlazó cuatro juegos consecutivos de 40 o más puntos en Finales. El dos veces Más Valioso respondió: «No soy Michael Jordan».

Giannis va a necesitar mucho de esta mística de Jordan para liderar a los Bucks de cara al resto de la serie, en la que están en desventaja. Ganar el Juego 4 en casa pondría las cosas en igualdad y las Finales volverían a Phoenix con todo por decidir.


Like it? Share with your friends!

Guy Acurero - @guy_acurero
Periodista venezolano. Redactor de #NFL, #NBA y fútbol en Hispanic Sports Media. Antes en Diario Panorama (2015-2019).

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *