10 años pueden determinar una amistad con diferentes escenarios. Tienes el primer acercamiento, la primera risa, el primer secreto, la primera pelea etc…  La amistad entre el entrenador Monty Williams y el jugador Chris Paul comenzó de la manera más brusca que puedas imaginar. 

Después de varios años con la organización de Nuevo Orleans, hay una fuerte discusión entre equipo y jugador al despedir a Byron Scott en la temporada 09-10. El entrenador y Paul tenían una buena relación pero el tiempo desesperó a los altos mandos. Monty Williams entra en escena como el entrenador más joven de aquel momento con 38 años.

El inicio

Al comienzo de la temporada 2010-2011, hay una unión inesperada entre Williams y el plantel, en especial con Chris Paul. Conectó ciertos puntos que solo un entrenador joven puede tener con el plantel, por lo cual ganaron 46 partidos y un pase a la postemporada.

Paul tendría una labor complicada al enfrentar a los campeones de la temporada pasada. Kobe Bryant y compañía opacaron a la ofensiva y despacharon a los Hornets en 6 partidos. Sin embargo, Paul promedió 22 puntos, 6.7 rebotes, 11.5 asistencias y 1.8 robos por partido.

Monty no podía estar más satisfecho con la entrega de sus jugadores, aunque la directiva tenía otra cosa en mente. Paul estaba cerca de convertirse en agente libre y optaron intercambiarlo a los Clippers de Los Ángeles.

La separación

El entrenador en jefe de los Hornets tenía que volver a reconstruir el equipo y tuvo unas buenas temporadas con apariciones en playoffs. Pero la ausencia de Paul peso en el equipo y al paso de 5 campañas, Williams fue despedido de los ahora conocidos New Orleans Pelicans.

Por otro lado, Paul tuvo un extraordinario paso con los Clippers y Rockets de Houston. Siempre se quedó al borde de la final pero nunca logró llegar a una. La hegemonía de los Spurs y Warriors, fue demasiado para la Conferencia Oeste. Ni para qué hablar de su temporada fugaz con Oklahoma el año pasado, es un equipo en reconstrucción que solo lo utilizo para más elecciones en futuros drafts.

En esos años, Monty estuvo en varios equipos ocupando diferentes cargos, pero nunca como entrenador en jefe. Maduró aprendiendo de diferentes esquemas y de una lección de vida que jamás olvidará.

El 10 de Febrero de 2016, tristemente falleció su esposa en un accidente automovilístico ocasionado por una mujer que tenía en su sistema anfetaminas. En el carro se encontraban 3 de sus 5 hijos, por fortuna salieron sin heridas físicas pero sí con una emocional.

Chris Paul estuvo presente en cada momento de este difícil trayecto para Monty Williams, cruzaron codo a codo momentos inexplicables, noches de insomnio, pero sobre todo, reconciliación.

Inconscientemente concretaron unificarse en el futuro, después de 4 años, su promesa se cumplió en Arizona. Monty como entrenador en jefe y Paul como jugador. Recibieron un plantel lleno de juventud, igualito como el que tuvieron hace años, sin embargo ya no eran los de antes.

El reencuentro

Tienes a Devin Booker, Deandre Ayton, Mikal Bridges y una multitud de jóvenes con hambre de aprender de la experiencia. La coalición en estos dos puntos favoreció a Williams y su estrategia de juego. Cerrando este círculo con su primera aparición en las finales, arrasando con la competencia y peleando hasta el último segundo cada bola. En el camino dejaron a su verdugo del 2010 (Lakers), a los Clippers, y ahora están a 3 juegos del trofeo Larry O ́Brien.

El destino los separó y los volvió a encontrar, Monty y Chris, la pureza del sincrónica del basquetbol.


Like it? Share with your friends!

Alberto Carrillo
Alberto Carrillo Cortes es un estudiante de lic. en comunicación, actualmente reside en Monterrey, México, donde día a día se encuentra con la inquietud de plasmar las historias más relevantes del ámbito deportivo.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *