En un partido marcado por la polémica arbitral, Colombia perdió 1-2 vs Brasil y termina su actuación en la fase de grupos con dos derrotas. Estuvieron casi todo el partido contra Brasil en ventaja, pero al 78 una jugada controvertida rompe el compromiso y lo termina decantando para los locales.

Pitana, en el ojo del huracán

Colombia le reclama a Pitana por una jugada polémica que termina en gol.

Cuando la presión de Brasil crecía y jugaban cada vez más cerca del arco de Ospina, llegó una jugada que cambió por completo el partido. Neymar da un pase que rebota en Pitana y automáticamente los jugadores de Colombia se pararon pensando que el árbitro iba a detener el partido. Pero dio ventaja y la jugada termina en un gol de cabeza de Firmino.

Los jugadores colombianos se volcaron para criticar la decisión y pidieron la invalidación del gol. Pitana fue al VAR, pero no se le veía convencido de su marcación y al final terminó dándole el gol a Brasil. La regla explica que cuando el balón pega en el árbitro y le regresa la posesión al mismo equipo, no se deben detener las acciones.

La polémica se genera por la postura corporal de Pitana, quien se quedó varios segundos indeciso hasta que decidió darle continuidad a la jugada, lo que confundió a los jugadores de Colombia.

Después de ese momento Colombia mentalmente se fue del partido y le permitió a Brasil crecerse aún más. A los 10 minutos de añadido Casemiro apareció solo en el área para marcar el 2-1 definitivo que le permite a la «Canarinha» seguir con el paso perfecto, nueve puntos de nueve.

Compromiso defensivo de Colombia

Una de las mayores críticas a Colombia es que contra equipos grandes no podía competir, algo que querían cambiara contra Brasil. Desde el inicio del partido se vio a un equipo concentrado y buscando dar un golpe en Río de Janeiro.

Para reforzar su planteamiento, Luis Díaz marcó el mejor gol de lo que va de la Copa América con una tijera que dejó sin oportunidades a Weverton. A partir de la ventaja, Colombia entendió que la clave para una victoria pasaba por una impecable defensa, algo que logró por gran parte del partido.

A diferencia del partido contra Perú, los laterales hoy estuvieron firmes, ganándoles los duelos por las bandas a Gabriel Jesus y Richarlison. Tanto Muñoz como Tesillo jugaron un buen partido e hicieron que todo el juego de Brasil pasara por el medio, donde habían muchas piernas colombianas de por medio.

Otro jugador que ayudó mucho en las labores defensivas fue Santos Borré. Aunque su mejor faceta es la ofensiva, hoy fue clave en el retroceso para ayudar a los mediocampistas a contener los avances brasileños. Su labor fue más efectiva en la primera mitad.

Una fase de grupos irregular

Luego de la victoria contra Ecuador, se pensaba que Colombia tenía lo suficiente para ser protagonista en el Grupo A. Pero a partir de ese partido los resultados no se dieron, empate con Venezuela, derrota contra Perú y ahora otra caída contra Brasil. Necesitan de una combinación de resultados para mantener el segundo puesto del grupo.

Quedan con cuatro puntos, mismos que Perú pero con mejor diferencia de gol. Ecuador y Venezuela tienen dos puntos.

La peor noticia para Colombia es que pierden a Cuadrado para los cuartos de final por acumulación de tarjetas, una baja muy sensible para Reinaldo Rueda. Una Copa que inició de forma positiva se les está complicando de a poco.


Like it? Share with your friends!

Juan Sarcos

Colaborador en Hispanic Sports Media. @juansarcos_1996 en Instagram.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *