La selección de España no pudo empezar su aventura en el magno torneo europeo con tres puntos en su bolsillo. Dominaron, intentaron y lucharon ante Suecia, pero el balón no quiso entrar bajo los tres palos.

Fue un empate a cero entre España y Suecia. La ‘Roja’ fue superior desde el pitazo nicial, generó numerosas ocasiones, donde sólo faltó el grito de gol. Luis Enrique le ganó la partida táctica a Janne Anderson, que decidió resistir y esperar los errores de España para contraatacar.

“Hemos sido superiores a un rival que ha decidido defender y defender y basarlo en generar peligro en algún balón largo. Han tenido una oportunidad, y habría sido injusto», comentó Luis Enrique en rueda de prensa, convencido del nivel que mostró su plantel. Añadió: «Era un día bonito para una victoria, pero no dejaremos de intentarlo».

La posesión no bastó

España
210614 Luis Enrique, head coach of Spain during the UEFA EURO, EM, Europameisterschaft,Fussball 2020 Football Championship match between Spain and Sweden on June 14, 2021 in Seville. Photo: Ludvig Thunman Copyright: LUDVIGxTHUNMAN BB210614LT071

Luis Enrique demostró que su equipo está muy bien trabajo, se podría decir con un funcionamiento e idea clara. Presión asfixiante tras perdida, salida efectiva, juego por bandas, triangulaciones constantes, y retención de balón; a tal punto que tuvieron el 85% de posesión.

España registró 419 pases en la primera mitad… esto no sucedía desde la Eurocopa del 98. Al final, fueron 917 pases ante los 161 de Suecia. Un manejo absoluto de la tres veces campeona.

¿Cuál es el problema? Sencillamente la finalización, lo más importante en el deporte. Fueron 17 remates en total, cinco de ellos a puerta, que ninguno logró atravesar la red. Es la gran asignatura de este equipo.

Y esta situación era de esperarse. Dani Olmo, uno de los jugadores más activos ante Suecia, anotó solo 7 goles en el Leipzig esta temporada. Morata no llegó ni a los 20 con la Juve, ni Ferran Torres que terminó con 13 en el City; uno de los pilares de Luis Enrique.

El centro del campo tampoco tendrá una gran influencia goleadora con Thiago, Pedri, Rodri o Koke; creación, verticalidad, dinamismo e inicio de jugadas sí, pero concretarlas… ahí si no.

El único que podría traer esperanzas a esta selección es Gerard Moreno, quien marcó 30 goles con el Villareal, campeón de Europa League. Moreno entró a 15 minutos del final, y creó mucho más peligro, en un tramo corto pero con calidad.

Se espera que Luis Enrique lo tome en cuenta para las próximas citas. Seguramente entregará más pegada y confianza en el área chica.

También puedes leer: Eurocopa: Grupo E, la España de Luis Enrique quiere tetracampeonato

¿Falta de un líder en España?

Una de las sensaciones que dejó este primer encuentro es que, claramente el entrenador apuesta por juventud, es más, afronta un cambio generacional. Se ve un plantel motivado y ambicioso, lo más importante; la actitud con la que se afronte cada partido.

Aún así, pareciera que la falta de un líder terminará pesando. Sergio Ramos no fue convocado por falta de actividad, debido a su lesión más recién, pero una jerarquía de ese calibre hará falta en el campo. Tal vez, juntar experiencia con juventud hubiese sido más beneficioso.

El estreno de Pedri

España Pedri

El canario Pedri González, se convirtió en el jugador más joven en disputar un encuentro de Eurocopa con la selección española. Supera a Miguel Tendillo que disputó la edición de 1980 en Italia con 19 años, 4 meses y 11 días.

Además, Pedri ya se había consagrado como el sexto futbolista más joven en debutar con la absoluta, lo hizo con 18 años y 120 días cuando se estrenó ante Grecia.

Fue un encuentro ante Suecia de menos a más, con mejor participación en el tramo final. Todas las jugadas pasaban por sus pies, y la filtración de pases efectivos lucía enormemente. El jugador del Barcelona tendrá que seguir con sus avances, pero está en una línea positiva, llena de actuaciones consagratorias.

En un año pasó de jugar en la Segunda División con Las Palmas, a ser titular indiscutible con Koeman, y ahora ganándose su puesto con Luis Enrique Martínez. Sin duda, el futuro de España.

Al final, es un empate que puede generar algunos cambios en el once inicial de Luis Enrique. Sólo queda ajustar sus piezas claves y armar un equipo de verdaderas fichas titulares. Además, en lo anímico puede desarrollar un avance en el torneo.

España cuenta con puntos de mejora. Ayer se notó sus fortalezas y debilidades, depende del entrenador y jugadores de aprovechar su máximo potencial.


Like it? Share with your friends!

Isbelia Fernández
Estudiante de Comunicación Social (Mención Audiovisual). Colaboradora para Hispanic Sports Media. Amante del Deporte. Encuentrame en Instagram como, @Byisbefernandez.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *