Las primeras semanas los Spurs no estaban tan mal del todo con buen rating defensivo, juego colectivo y ganando más de lo que muchos pensábamos (6-2, 7-4). Aunque en las últimas semanas si miramos las posiciones de la Conferencia Oeste y buscamos a San Antonio, hay que ir hacia abajo. Una situación extraña, pero que parte de una realidad que los texanos no pueden esquivar. Porque la 2018-2019 tiene a los Spurs lejos de los primeros planos y con un claro riesgo de no clasificarse a los playoffs, lo que no ocurre desde 1997. ¿Qué está pasando con este mal momento? ¿Qué pasa con los Spurs?.

 

La defensa

mal

Vamos primero con la defensa, que es la parte complicada de arreglar y al mismo tiempo la que más sorprende. Tras un buen inicio de campaña en el que los Spurs se situaban entre los mejores equipos de la Liga, los de Popovich se han hundido. Completa y absolutamente mal. De un rating defensivo que rondaba los 105 puntos tras los primeros 11 partidos (Top-5 NBA), la franquicia de San Antonio ha pasado a encajar 118,4 puntos cada 100 posesiones en sus últimos 13 encuentros. La peor marca de la competición. Es más, sería la peor de su historia si habláramos de una temporada completa.

La baja de Dejounte Murray duele cada día más, faltan especialistas defensivos tras las salidas de Kawhi y Danny Green, no tienen protección de aro, están entre los peores equipos tanto en desvíos de balón como en recuperación de balones sueltos.

¿Será 2019 el año en el que se rompa su impresionante racha de apariciones consecutivas en playoffs? Van 21 años consecutivos, son los Spurs, tienen a Popovich. Pero el Oeste está más duro que nunca, ahora mismo ocupan el puesto 11 y sus problemas, como digo, parecen reales.

 

Falta de Triples

mal

Gregg Popovich dejó en claro sus principios y señaló que el triple es algo que viene odiando desde hace 20 años. Más allá de la segura exageración, está claro que el juego de los Spurs no se apoya en una herramienta cada día más utilizada y cada vez más importante para tener éxito en la Liga.

San Antonio es el segundo equipo que menos usa el triple en sus ataques: apenas el 27,1%, sólo por detrás del 26,7% de Cleveland. Además, es el tercer equipo que menos anota desde el perímetro: sólo 9,4 triples por juego.
Otra declaración de principios de los Spurs es su ritmo de juego: tiene el sexto más bajo de toda la NBA (99,2 posesiones). Y, de esa forma, lejos están de explotar los puntos al contraataque y en transición (son los que menos suman, apenas 8,2 por duelo).

Que los dos jugadores más importantes de San Antonio sean especialistas en el juego de media distancia (DeRozan y Aldridge) dice mucho del ataque de los Spurs. En una NBA que camina en la dirección opuesta, los Spurs tratan de aguantar con sus armas del pasado. ¿Les alcanzará?

 

No hay equipo

mal

San Antonio tiene, quizás, el roster más limitado de talento en muchísimo tiempo. Y la sequía que generaron las marchas de Leonard, Green, Parker y Manu Ginóbili (retirado) duele cada día más.

Está claro que DeRozan llegó y se adaptó de gran forma, incluso dando un salto en su juego en relación a lo que fue en Toronto. Pero, de ahí para abajo, no hay mucho. Aldridge bajó bastante su producción en relación al año pasado, y después de él no hay una vía fiable de anotación. Rudy Gay tiene destellos hasta que los problemas físicos golpean, Pau Gasol ya no está para hacer de primera espada (e incluso estará un tiempo de bajo por una lesión), Mills y Belinelli son complementos pero no soluciones. Y el resto (los Forbes, Bertans, Cunningham, Pondexter, etc.) son más que nada jugadores de rol y no hombres para confiar responsabilidades importantes en un equipo con aspiraciones.

Al mismo tiempo hay algo claro: el pilar donde los Spurs iban a construir su temporada (y su futuro), Dejounte Murray, se rompió los ligamentos de una rodilla en la pretemporada y todo cambió.

 

¿Lograran salir de su mal momento?

Apostar en contra de los Spurs es complicado, pero la competitividad del Oeste y lo demostrado por el equipo en este primer cuarto de la temporada nos llevan a pensar que la situación es preocupante. ¿Llegará el fin de una era?.


Like it? Share with your friends!

Sebastián Villalobos
Redactor de NBA y MLB en Hispanic Sports Media - @sebastian0209 en Twitter y en Instagram @sebastianvu02

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *