Aún está huérfana de juego, pero Argentina resucitó, a punta de garra, sacrificio y sentido de la oportunidad.

Con más ganas que orden, con más pasión que serenidad, con el alma y no con la cabeza, la Albiceleste derrotó 2-1 a Nigeria gracias a los golazos de Lionel Messi y Marcos Rojo, avanzando a los octavos de final de Rusia 2018.

En la segunda ronda, el combinado sudamericano se verá con Francia, el 30 de junio en el Kazan Arena.

Messi, el derecho

Un conjunto renovado respecto a los del empate a uno con Islandia y la derrota 3-0 con Croacia, comenzando desde el arco con la entrada de Franco Armani por Willy Caballero, dominó el balón en San Petersburgo, pero sin generar peligro ante Nigeria…

Hasta que apareció Messi.

Al 14, Ever Banega envió un pase desde el fondo y el astro bajó la pelota de zurda en el área, con dos toques, para rematar de derecha -su pierna menos hábil-  con potencia y  vencer al portero Francis Uzoho con un tiro cruzado.

«Fue un desahogo muy grande porque venimos pasando días complicados por los resultados de los partidos anteriores y muchas cosas que salieron”, manifestó Messi en la rueda de prensa posterior al compromiso. “Pero por suerte conseguimos el objetivo. Sabíamos que lo íbamos a hacer. Estábamos confiados. Gracias a Dios se dio”.

Pero con el paso del tiempo volvió la temática: la pelota era argentina, pero sin generar mayor peligro ante un conjunto africano que se dedicó a defender y contragolpear.

El empate llegó de penal, luego de una falta de Javier Mascherano, consultada por el árbitro turco Cuneyt Cakir con el VAR, después de haberla pitado. Victor Moses cobró con suavidad a la izquierda de Armani, al 51.

Rojo sentenció el triunfo

La victoria, el éxtasis y la locura se desataron al 86. Gabriel Mercado centró desde la derecha y el zurdo  Rojo disparó con la diestra, de volea, para el 2-1.

Tanta fue la pasión, que Diego Maradona, espectador de lujo, terminó descompensado.

«La victoria fue porque los jugadores estaban convencidos porque son excelentes futbolistas”, consideró Jorge Sampaoli, técnico del combinado celeste y blanco. “Hoy fueron capaces de ganarle a un oponente duro. Tuvimos la fuerza necesaria para pelear hasta el final. Los jugadores fueron valientes y tuvieron coraje para convertir el segundo gol”.

Mientras, en Rostov, Croacia ganó 2-1 a Islandia con goles de Milan Badelj y Ivan Perisic. Gylfi  Sigurdsson marcó de penal por los nórdicos.

Los croatas se verán en octavos con Dinamarca, el 1 de julio en Nizhni Novgorod.


Like it? Share with your friends!

Kiko Perozo - @kikoperozo
Maracaibo, Venezuela (1984). Experiodista de @diariopanorama, excolaborador de @mundodeportivo, votante de Venezuela para el premio The Best - Fifa. Administrador de @lahistoria200 y @lgmundiales

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *