Playoffs 2018 NBA: Houston Rockets vs Minnesota Timberwolves, Serie dispareja

24

Muchas veces pasa que un equipo lucha durante la Temporada Regular hasta el último instante por meterse en playoffs y la alegría por lo conseguido le dura lo que tarde en empezar la primera ronda porque es machacado sin piedad por su rival, el primer cabeza de serie, algo que lo hace un poco dispareja la serie. Los Timberwolves han tenido que pasar un examen de primer nivel para llegar a playoffs, pero la tarea a la que se enfrentan ahora mismo excede a sus capacidades.

El equipo de Thibodeau estaba diseñado desde el principio de temporada para lograr una cómoda clasificación, pero algunas lesiones, los cambios en el equipo y el bajo rendimiento de alguno de sus puntales, han hecho que sufran más de lo esperado, pero tras 14 largos años regresan a la lucha por el título. El castigo se llama Houston Rockets, una trituradora de principio a fin.

PLAYOFF BASKETBALL. TONIGHT.

A post shared by Minnesota Timberwolves (@timberwolves) on

En cualquier caso, parece evidente que los Wolves tienen más armas que los Nuggets para poder hacer daño a un equipo tan letal como los texanos. Minnesota tiene una dependencia más palpable de sus grandes referencias como son Towns y Butler, que ha vuelto para rescatar al equipo en los últimos tres partidos. En un segundo escalón asoman Wiggins, que firmó una millonaria extensión y no ha rendido acorde a lo pagado y dos veteranos de lujo como Jeff Teague y Taj Gibson. Importante será el papel de Jamal Crawford, un especialista en partidos donde las pulsaciones van al límite, que tendrá que lidiar con casi todo el peso ofensivo de la segunda unidad, donde hombres como Bjelica, Tyus Jones, Dieng o incluso Rose, tendrán su relevancia a lo largo de una serie que los Wolves intentarán alargar al máximo por lo dispareja que se ve.

Bjelica, el serbio de los Wolves ejerce un rol vital para la segunda unidad de los Wolves con 6,8 puntos y 4,1 rebotes. Bjelica es un jugador inteligente en la pista, tomando siempre la decisión acertada sin arriesgar demasiado en ella y aunque no es tan buen defensor como puede ser Gibson ha mejorado enormemente en este apartado.

Los Rockets no han terminado el curso como el mejor equipo por casualidad y llegan a las eliminatorias con mucha hambre, sabedores de que el objetivo está en junio y no ahora. Los Wolves incomodarán algún partido comandados por Jimmy Butler, pero los Rockets son muy superiores pese a la baja segura para toda la serie de Luc Bah a Moute.

44 points and counting! 🔥

A post shared by Houston Rockets (@houstonrockets) on

Más de 1.000 triples en la temporada y primeros en rating ofensivo contando además con el principal candidato al MVP, un James Harden con 30,4 puntos y 8,8 asistencias por noche.

D’Antoni ha dado con la tecla perfecta para diseñar un equipo campeón y la llegada de Chris Paul en verano, que generó algunas dudas por su compenetración con Harden, ha sido un absoluto acierto. A estas dos estrellas les orbitan jugadores con un rol muy marcado y desempeñado a las mil maravillas: Gordon como referencia ofensiva desde el banquillo, Tucker y Mbah a Moute como 3+D, Anderson como ejecutor en las esquinas, Capela como ancla defensiva en la zona y veteranos de lujo como: Green, Ariza, Joe Johnson o Nené. A última hora también se han reforzado en el puesto de base con Aaron Jackson, que podría contar con algunos minutos dando relevo a CP3.

Tucker ha acumulado 6,1 puntos y 5,6 rebotes y normalmente siempre se ha tenido que emparejar con la estrella rival, liberando a Harden a exponerse a un duelo defensivo que pudiese desgastarle para exhibir su arsenal en ataque. Tucker es un jugador versátil, pudiendo jugar por fuera siendo un lanzador de larga distancia respetable (37,1% en triples) y por dentro aprovechando su gran físico.

Se espera una serie algo dispareja y cómoda para los Rockets, tanto así, que podrían barrer 4-0 o 4-1 sobre los Wolves.