Los bates rotos generalmente no son muy divertidos para el bateador. La calidad del contacto generalmente es deficiente y la rotura de la madera, especialmente en un día frío, puede dejar las manos entumecidas. Además, ¡tienes que perder un bate en el proceso! Son amigos leales para un bateador, y duele perderlos.

Golpear un jonrón contra un lanzador de Grandes Ligas es una de las cosas más difíciles que un atleta puede hacer. Se necesita un tiempo superior, preparación y, por supuesto, mucha fuerza.

¿Pero pegarle un jonrón mientras tu bate se rompe a la mitad? Esa es una definición completamente nueva de fuerza. En raras ocasiones, sin embargo, los bates rotos eligen salir en un momento de gloria con el mejor resultado posible para su antiguo dueño: un jonrón.

Toma asiento y disfruta de algunos de los jonrones de bates rotos más memorables en la historia reciente:

 

Bryce Harper (Nacionales) vs. Mets, 16 de abril de 2018

Harper entró en este juego de rivalidad liderando las Mayores con siete jonrones. El No. 8 fue uno de los toleteros más memorables hasta la fecha, ya que atacó una bola rápida del primer lanzamiento del as de los Mets Jacob deGrom y trotó por la línea de primera base con solo el mango de su bate en su mano. Es un testamento de la fuerza pura de Harper que logró sacar esa pelota.

De hecho, Harper de alguna manera fue capaz de fortalecer su explosión de bates destrozados a 406 pies, según Statcast ™, que superó la distancia promedio de jonrones de la MLB en ese punto de la temporada en ocho pies completos. No hace falta decir que la flexión de bíceps de Harper para finalizar su viaje alrededor de las bases estaba completamente garantizada.

 

Mark Reynolds (Rockies) vs. D-backs, 29 de abril de 2017

Cuando Mark Reynolds estuvo con los Rockies en 2017, conectó un jonrón de bates rotos en el Chase Field: Eso es lo que sucede cuando tienes todos los descansos en tu camino.

 

Nelson Cruz (Marineros) vs. Yankees, 22 de agosto de 2016

La reputación de poder de Cruz ya estaba bien establecida cuando intervino contra el relevista de los Yankees, Kirby Yates, con los Marineros con una tenue ventaja de 6-5 en la octava entrada. El toletero de Seattle aprovechó el lanzamiento rápido de Yates y lo aplastó con calma sobre la pared del jardín izquierdo en Safeco Field. El bate Marucci de Cruz se astilló directamente en el mango, consolidando aún más el legado del «Boomstick» en el noroeste.

 

Mike Napoli (Medias Rojas) vs. Twins, entrenamiento de primavera 2015

La pelota fuera del bate de Napoli se disparó hacia la réplica de Green Monster en Jet Blue Park, mientras que la mayoría del bate de Napoli se disparó hacia la caseta de tercera base. Era la primera vez que Napoli recordaba pegarle un jonrón de bates rotos, y luego no supo cómo explicarlo a los periodistas.

El jonrón de Napoli fue solo una gota en el balde de una victoria de la Liga de la Toronja 14-2 bastante insensata para los Medias Rojas, pero aquellos en las gradas en Fort Myers, Fla. Probablemente todavía recuerden esa poderosa explosión.

 

Miguel Cabrera (Tigres) vs. Gigantes, Serie Mundial de 2012 Juego 4

La imagen perdurable de la Serie Mundial 2012 es cuando el relevista de los Gigantes Sergio Romo congeló al poderoso Cabrera con un ponche al final de la Serie al final de este concurso. Pero mucho menos recordado es el jonrón de dos carreras y de bates rotos que Miggy acertó para darle a los Tigres una ventaja temprana de dos carreras en el Juego 4. Cabrera hizo contacto justo debajo del punto óptimo, pero fue suficiente para doblar su bate y romperlo en el seguimiento. Eso no fue suficiente para reducir posiblemente al mejor bateador derecho de su generación, y este impresionante combo realmente debería ser más que una mera nota al pie en la historia del Fall Classic.

 

Chris Davis (Orioles) vs. Piratas, 13 de junio de 2012

El relevista de los Piratas, Tony Watson, hizo su trabajo cuando pudo cortar el bate de Davis con un lanzamiento de séptima entrada en las manos. Desafortunadamente para Watson, Davis era demasiado fuerte para ser negado.

 

Justin Upton (D-backs) vs. Piratas, 19 de septiembre de 2011

Justin Upton hizo su propia entrada al club durante sus días de D-backs. Solo el mango permaneció en sus manos, pero la pelota terminó sobre la valla del jardín central izquierdo. Los D-backs conmemoraron el inusual jonrón con un bobblehead de Justin Upton Broken-Bat Home Run la temporada siguiente. Los primeros 20,000 fanáticos antes de un juego de temporada regular en 2012 recibieron el momento.

 

George Kottaras (Cerveceros) vs. Marlins, 02 de Junio de 2010

El receptor George Kottaras solo anotó 32 home runs durante su carrera de siete años. Pero mientras era miembro de los Cerveceros en 2010, puso su nombre junto a Harper y compañía.

 

Mark Teixeira (Yankees) vs. Phillies, 24 de mayo de 2009

Cuando los Yankees se enfrentaron a los Filis el 24 de mayo de 2009, todos los juegos en el Yankee Stadium durante la temporada 2009 tuvieron un jonrón. Teixeira no iba a dejar que esa racha terminara, incluso si eso significaba romper su bate para que eso sucediera. De hecho, eso es lo que hizo contra la Serie de Campeonato de la Liga Nacional 2008 y el Jugador Más Valioso de la Serie Mundial, Cole Hamels.

Teixeira destrozó su bate en un jonrón solitario frente a Hamels que aterrizó bien sobre la pared del jardín izquierdo en la sexta entrada. El jardinero izquierdo de los Filis, Jayson Werth, inicialmente se involucró en la pelota, seguramente pensando que la pelota no sería muy profunda considerando el destino del bate. Pero en lugar de un fly de rutina, terminó convirtiéndose en el 13er jonrón del año de Teixeira. El antiguo Yankee Stadium había desaparecido cuando Mark Teixeira se convirtió en Yankee, por lo que se aseguró de bautizar el nuevo Yankee Stadium con un jonrón de bates rotos.

 

Barry Bonds (Giants) vs. Marlins, 17 de agosto de 2002

Ocho días después de conectar el cuadrangular No. 600 de su carrera, Bonds siguió con uno de los cuadrangulares más inusuales de sus 762 bolas largas para el N ° 601. En la parte superior de la primera entrada contra el novato derecho de los Marlins Josh Beckett, Bonds depositó un lanzamiento sobre la pared en el jardín derecho en el estadio Pro Player. La inclusión de Barry Bonds en este «Modern Splendid Splinters Club» no debería sorprender a nadie.

 

Damian Jackson (Padres) vs. Astros, 15 de julio de 2001

rotos

El manager del conde Jackson, Bruce Bochy, entre los sorprendidos por la astillada hazaña de Jackson, mientras el segunda base espoleó una victoria 8-6 de Padres venciendo por detrás con un grand slam de bate roto. Fue solo el 18º plato de la carrera de Jackson.

 

Glenallen Hill (Yankees) vs. Rangers, 21 de agosto de 2000

Hill demostró su poder de jonrón durante su carrera de 13 años en Grandes Ligas, incluso golpeando una pelota en un tejado fuera de Wrigley Field mientras jugaba para los Cachorros el 11 de mayo de 2000. Más tarde esa misma temporada, después de un intercambio con los Yankees, que conectó otro jonrón memorable, esta vez rompiendo su bate tomando al relevista de Texas, Francisco Cordero.

La pelota cayó bien sobre la pared del jardín izquierdo en el Yankee Stadium, y después de que regresó al dugout, Hill mostró incrédulos compañeros de equipo la grieta en su madera cerca del mango.

 

Bill Haselman (Medias Rojas) vs. Blue Jays, 27 de junio de 1995

Este tenía un poco de todo. Fue el primer jonrón de Haselman de la temporada. Fue el único jonrón que el relevista de los Azulejos, Woody Williams, permitió en 4 ⅓ entradas al bullpen. Y fue una aparición de hits para Haselman con el juego empatado a cinco en la parte inferior de la 11ma. El cuadrangular de Haselman, bateada y despegada, ciertamente no carecía de ningún estilo para lo dramático.

 

Jack Howell (Angels) vs. Yankees, 5 de septiembre de 1987

El primero en popularizarlo en la era moderna fue un jardinero de los Angels relativamente oscuro llamado Jack Howell el 5 de septiembre de 1987, en el viejo Yankee Stadium. Howell no solo logró la impresionante hazaña de dar la vuelta mientras se rompía el bate, en el proceso logró algo igualmente impresionante: hacer algo que el legendario Vin Scully nunca había visto antes. Scully estaba en la convocatoria de un juego Angels-Yankees a finales de temporada en el Yankee Stadium cuando Howell conectó un jonrón solitario sobre el muro derecho del derecho Tim Stoddard. Fue uno de los 23 cuadrangulares más altos de su carrera para Howell, quien terminó con 108 en su carrera de 11 años en Grandes Ligas.

 

Otros Jonrones: Andruw Jones

Andruw Jones divide su bate en pedazos después de hacer contacto con el terreno de juego, enviándolo a 418 pies.

 

Brian Hunter

El rápido Brian Hunter de los Astros de Houston, conectó un jonrón de bates rotos contra el relevista de los Bravos de Atlanta, Greg McMichael, en el estadio del condado de Atlanta Fulton.


Like it? Share with your friends!

Sebastián Villalobos
Redactor de NBA y MLB en Hispanic Sports Media - @sebastian0209 en Twitter y en Instagram @sebastianvu02

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *