Tres de los mejores jugadores de los años 90 en la liga serán introducidos en el Salón de la Fama como reconocimiento a su trayectoria en el mundo del baloncesto. Estos jugadores que pasarán a ser iconos del deporte serán inmortales y son Jason Kidd, Steve Nash y Grant Hill.

 

Jason Kidd

inmortales

Jason Kidd debutó en la NBA en el año 1994. Durante sus 19 años de profesional en la liga, el californiano jugó para equipos como los Phoenix Suns, los New Jersey Nets, los New York Knicks y los Dallas Maverick s, con los que se proclamó campeón de la NBA en la temporada 2010-2011.

A nivel individual, Kidd es el segundo jugador de la historia de la NBA con más asistencias y se encuentra en el podio entre los jugadores con más balones robados y en la lista de jugadores con más triples-dobles de la historia de la NBA. Durante su carrera como profesional promedió 12,6 puntos, 8,7 asistencias y 6,3 rebotes.

Kidd fue nombrado Rookie del Año, galardón que compartió con Grant Hill, fue seleccionado 10 veces para disputar el All-Star y cinco veces miembro del primer equipo All-NBA Con Estados Unidos también logró varios éxitos como las dos medallas de oro en los Juegos Olímpicos de los años 2000 y 2008. Totalmente merece estar en los inmortales.

 

Steve Nash

inmortales

Steve Nash es uno de los bases que más ha impactado en el juego del baloncesto en las últimas décadas. Su estilo, eléctrico, cautivó a todos desde los primeros compases de su carrera, se notaba que en el futuro estaría con los inmortales y en su haber recae una gran cuota de responsabilidad en los mayores éxitos que ha conseguido Phoenix Suns en los últimos 25 años.

Nash es tercero en la lista de jugadores con más asistencias en la historia de la NBA con un pase más que Mark Jackson. El canadiense fue dos veces MVP en las temporadas 2005-06 y 2006-07, seleccionado ocho veces All-Star y tres veces para el primer equipo All-NBA. Sus estadísticas a lo largo de 18 temporadas repartidas entre Dallas Mavericks, Phoenix Suns y Los Angeles Lakers son de 14,3 puntos, 8,5 asistencias y 3 rebotes con un 49% en tiros de campo, 42,8% en triples y 90,4% en tiros libres.

 

Grant Hill

 

inmortales

Grant Hill fue uno de los mejores jugadores universitarios en su momento, proclamándose dos veces campeón de la NCAA con Duke, pero no pudo llegar al nivel esperado como profesional por culpa de gravísimas lesiones en los primeros años de su carrera. Entre los años 2000 y 2004, Hill solo pudo jugar 47 partidos de 328 posibles (4, 14, 29 y 0) en cuatro campañas diferentes. Aún así, Hill logró completar 19 temporadas en la NBA con las camisetas de Detroit Pistons, Orlando Magic, Phoenix Suns y Los Angeles Clippers.

Hill fue Novato del Año —compartido con Jason Kidd—, siete veces All-Star y una vez miembro del primer equipo All-NBA en la temporada 1996-97. Sus promedios son de 16,7 puntos, 6 rebotes y 4,1 asistencias y es el duodécimo jugador con más triples-dobles de la historia.


Like it? Share with your friends!

Sebastián Villalobos
Redactor de NBA y MLB en Hispanic Sports Media - @sebastian0209 en Twitter y en Instagram @sebastianvu02