Ronald Acuña, la joven estrella venezolana de los Bravos de Atlanta, no iniciará la temporada regular de las Grandes Ligas en el roster de 25, pero no por falta de rendimiento, al contrario, el criollo hizo todo para empezar en las Mayores, pero la organización del tomahawk siguió la costumbre de bajar a los mejores prospectos para asegurar una temporada más de su contrato.

Sentimos que probablemente sea lo mejor desde un aspecto filosófico, darle más tiempo de desarrollo”, dijo el gerente general Alex Anthopoulos a MLB.com. No hay un manual para manejar el crecimiento de un pelotero. No todos son iguales.

El jardinero ganó el premio al Jugador Más Valioso en la Liga de Otoño de Arizona en 2017 y fue el mejor bateador de los Bravos en la primavera. Ligó para .432, con 10 imparables en 44 turnos al bate, y lideró al equipo en jonrones, con cuatro, y en carreras producidas, con 11.

Sin embargo, los del estado de Georgia quieren asegurar al venezolano por el mayor tiempo posible. Al enviara Acuña a la Triple-A por solo un par de semanas, tendrán un año adicional de control del equipo antes de ser elegible para la agencia libre.

Hice mi trabajo, saliendo al terreno con todo lo que yo puedo rendir y la decisión ya no lo controlo”, declaró Acuña antes de lo que sería su último juego de Spring Training el pasado domingo. Yo creo que ellos ya saben lo que yo puedo hacer, ya no tengo que demostrarle nada.

“Dijimos que mantendríamos la mente abierta, pero hablamos mucho de la manera tan rápida en la que se movió el año pasado en ligas menores. Nadie ha resultado perjudicado por tener más tiempo de desarrollo”, dijo Anthopoulos.

Los fanáticos de los Bravos alucinaban con su desempeño en el terreno y esperan un regreso a los días de gloria en Atlanta. La afición está ansiosa por ganar nuevamente, después de cuatro campañas con récord perdedor y un embarazoso escándalo de firmas, justamente, con prospectos internacionales.

temporada

Tendencia establecida

Esta no es una estrategia nueva en la Gran Carpa. La práctica ganó notoriedad cuando Kris Bryant, antesalista de los Chicago Cubs, destrozó las menores en 2014 en Doble-A y Triple-A, donde registró promedio al bate de .325, con 110 remolcadas y la enorme suma de 43 cuadrangulares, con lo que pidió a gritos su ascenso a las Mayores.

Luego, en 2015, bateó .425 y lideró los entrenamientos de primavera con nueve jonrones, pero comenzó la ronda regular en las menores para que los oseznos pudieran asegurar una primavera más de sus servicios, lo que provocó polémica en el mundo del béisbol. El nativo de Las Vegas hizo su debut en la MLB el 17 de abril y ganó el Novato del Año de la Liga Nacional ese certamen.

Otro caso se registró el año pasado con Cody Bellinger, primera base de los Dodgers de Los Ángeles, quien en 2016 la sacó 26 veces del parque en la filial Doble-A, fletó 71 rayitas y promedió .302 con el madero. Su invitación al Spring Training fue indudable para 2017 y a pesar de un buen desempeño, inició el año en las granjas de los californianos para luego recibir el llamado al mejor béisbol del mundo el 25 de abril, desde ese día construyó su camino para ganar el Novato del Año del viejo circuito.

El debate por estas decisiones de los equipos está en la palestra y la regla de losaños de servicio seguramente estará pronto en discusión por la Asociación de Jugadores de MLB para cambiarla o ajustarla en modo de que beneficie tanto a la liga, como a los jugadores y organizaciones en las próximas temporadas.


Like it? Share with your friends!

Eddy Marin

Periodista, campeón centroamericano de natación.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *