El jardinero puertorriqueño de los Atléticos, Anthony García, le ocurrió una de las jugadas más extrañas para un bateador, ante los Gigantes el sábado por la noche .

Cuando el lanzador Julian Fernández de los Gigantes lanzó una bola que no se rompió, García se mantuvo firme. El único problema es que tampoco bajó su bate. Entonces, a pesar de que no eligió balancearse, cuando la pelota rebotó en su bate y rodó hacia territorio bueno, no hubo nada que hacer excepto correr hacia la primera base.

Mientras que García tuvo la desafortunada mala suerte en la jugada en el Día de San Patricio, ha sido impresionante en su primer entrenamiento de primavera con los Atléticos. Firmado en una liga menor en la temporada baja, García bateaba .308 con tres jonrones. Eso es lo que sucede cuando decides balancear el bate.

El toletero boricua tomó las cosas donde las dejó en el torneo invernal puertorriqueño y en la Serie del Caribe

Anthony García, está disfrutando al máximo de las bondades de jugar en el desierto de Arizona. Buen clima, viajes menos largos entre ciudades, un nuevo equipo y la oportunidad de probar que, tras nueve años en el profesionalismo, está listo para debutar en las Mayores.

Anthony sabe de lo complicado que resultará al final del camino que su nombre sea incluido en el roster oficial de los Atléticos de Oakland, pero su bate sigue caliente durante los juegos primaverales, tal y como se lo propuso antes de unirse a los entrenamientos de su nuevo equipo.


Like it? Share with your friends!

Sebastián Villalobos
Redactor de NBA y MLB en Hispanic Sports Media - @sebastian0209 en Twitter y en Instagram @sebastianvu02

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *