Tenían motivos para soñar. En la fase de grupo de la Champions League PSG y Tottenham mostraron sus credenciales en grupos complicados en los que pudieron ser primeros lugares pese a compartirlos con Bayern Munich y Real Madrid, respectivamente. Su techo era alto.

La calidad de sus plantillas, el buen momento de sus jugadores y la convicción en su idea eran parte de sus atributos. En la hora de la verdad, en el inicio de la segunda fase, se medían a dos grandes que quizás no mostraban la solvencia de siempre: Real Madrid y Juventus frente a franceses e ingleses. Y el encanto no pudo alargarse.

Parisinos y londinenses fueron frenados en seco por dos equipos con jerarquía, rodaje y conocimiento absoluto de cómo se juega a nivel europeo. Si bien PSG no presentó su mejor cara, desaprovechó su mejor momento en el Santiago Bernabéu; mientras que los Spurs hicieron una serie perfecta pero sus 20 minutos de pestañeo en la eliminatoria los terminó apartando del camino.

En la Champions hace falta algo más que un estado de forma envidiable. No hubo peso en sus camisetas y las promesas quedaron allí, sin mayor crecimiento.

Y como equipos de segundo orden, pese a que los franceses no escatimarán en gastos, parece un corte abrupto para los ciclos que llevan. Quizá fue lo último de Unai Emery en el banquillo de los galos, que para la próxima temporada podrían perder a Neymar si las especulaciones de la prensa son reales y da el polémico paso al Real Madrid.

En Tottenham la situación no será distinta. Podría ser la última campaña del implacable goleador Harry Kane en sus filas, Christian Eriksen también será seducido por los más grandes de Europa.

¿Podrán estos equipos aguantar los cambios por venir? ¿Llegará alguna Champions en la que los gigantes del continente cedan su lugar en la élite? Por ahora, las promesas solo pudieran iluminar por corto tiempo la pupila.


Like it? Share with your friends!

Juan Bastidas

Periodista venezolano en Santiago. Cubrí la fuente de fútbol en el Diario Versión Final (Maracaibo) y Diario Líder (Caracas).