Con 36 años, Zlatan Ibrahimovic ve cada vez más lejos la posibilidad de regresar a la élite del fútbol mundial, a pesar que la temporada pasada la transitó a un nivel superlativo.

Sin embargo, no pudo recuperarse de la lesión que afectó su rodilla y pese a su pronta vuelta el sueco poco ha podido volver a su mejor versión. Los minutos, tras recibir el alta médica, no han abundado.

Ibra lleva sin jugar desde el pasado 26 de diciembre, cuando fue sustituido al descanso en el partido contra el Burnley, y afronta sus últimos cuatro meses de contrato en el Manchester United.

«Todos sabemos que esta será su última temporada en el Manchester United. La decisión de jugar o no (lo que queda de liga) es personal. Se ha ganado el derecho a elegir su futuro; es un grandísimo futbolista con una carrera envidiable», dijo su entrenador José Mourinho.

«Este ha sido un curso muy difícil para él. ¿Si está lesionado? No, no lo está. ¿Siente que está listo y convencido para jugar y ayudar a sus compañeros de equipo? No», comentó.

A Ibrahimovic se le vinculó con el LA Galaxy y Los Angeles FC de la MLS pero optó por recuperarse en la Premier League, a la que no ha podido volver con todo. Pese a todo, su figura puede seguir siendo cotizada en ligas de mediana envergadura.

Pero luce como que el Manchester United fue su último equipo grande de Zlatan. ¿Aceptará el león sueco un destino más modesto o fue el fin del futbolista escandinavo más famoso de la historia?


Like it? Share with your friends!

Juan Bastidas

Periodista venezolano en Santiago. Cubrí la fuente de fútbol en el Diario Versión Final (Maracaibo) y Diario Líder (Caracas).