Se acabó el All Star Weekend, y empieza el tramo final de la competición, dos meses de mucho NBA que decidirán quién se va para casa y quién a los playoffs. Pero antes, veremos quien tuvo mejor desempeño a nivel individual. ¿Quiénes serían los galardonados de los premios si la temporada termina hoy?

Aqui en HSM, repasamos la temporada y llegamos a la conclusión de nuestros galardonados de mitad de temporada: El MVP, el Rookie del año, el Sexto hombre del año, Jugador con mayor progresión del año, el Defensor del año y el Coach del año.

Muy probablemente al finalizar la temporada, se entreguen estos seis premios a diferentes jugadores y coach mostrados en este Top. Eso deja claro que en esta liga no hay nada sentenciado. Sin mas, vamos a ver a los seleccionados:

 

MVP : James Harden

 

 

Esta temporada, Harden no solo ha tenido un rendimiento increíble, sino que los Houston Rockets han obtenido resultados superiores a los que nadie esperaba. Parece que cada semana encuentra un nuevo modo de impresionarnos. Su hazaña más reciente ha sido cerrar el mes de enero con una marca de triples dobles de 60 puntos, algo nunca conseguido hasta ahora en la historia de la liga. Harden realmente se ha convertido en el segundo mejor jugador ofensivo de la NBA, y actualmente tiene una media de 31,6 puntos por partido, 9,1 asistencias, 5 rebotes, 1,9 robos y tiros de campo casi de récord. James Harden ha sido sobresaliente y es la tercera vez en su carrera que se convierte en un candidato destacado para el premio MVP y ya es hora que se una a esa lista de galardonados. Cada vez que salta a la cancha, parece que Harden hace algo especial. En una temporada en la que bajó de peso y procuró mejorar su fluidez en la cancha, Harden y su equipo van camino de convertirse en una seria amenaza en los playoffs.

 

Rookie of the Year : Ben Simmons

 

Ben Simmons comenzó con todo el impulso en el mundo, luciéndose como una auténtica superestrella con solo cinco partidos en su trayectoria en la NBA. Ahora, el base de 1,85 m tiene de media unos 16 puntos, siete rebotes y ocho rebotes. Eso sería impresionante para un veterano de la NBA, pero para un jugador de 21 años no es normal. Simmons cuenta con el tamaño, la velocidad, el físico y una capacidad de pase verdaderamente generacional. Ben Simmons es un talento generacional y tiene las cualidades del próximo gran jugador de la NBA. Por eso es el principal candidato a llevarse el Rookie del año.

 

Mejor Defensivo del año: Al Horford

 

Al Horford, ha sido clave para los Boston. Sabemos que Kyrie ha jugado muy bien, pero Horford no llama la atención, y probablemente casi todo el mundo se haya olvidado de que es un candidato muy digno para recibir estos galardones, pero, así como quien no quiere la cosa, está realizando la mejor temporada defensiva de su carrera. Gracias a Horford, su equipo es el primero de la liga en valoración en defensa, y está entre los mejores en porcentaje de rebotes defensivos. Horford también está entre los diez mejores en valoración diferencial para jugadores con más de 30 minutos, una lista que está repleta de candidatos a MVP y superestrellas. Está entre los cuatro mejores en valoración en defensa,  a medida que el partido se va centrando más en el perímetro, resulta difícil encontrarse con buenos jugadores defensivos como Al.

 

Jugador con mayor progresión del año: Victor Oladipo

 

 

Oladipo, un jugador joven que ya está en su tercer equipo en cinco años, pero parece que las cosas le van mejor. Mientras algunos jugadores solo aumentan su tiempo de juego, Oladipo sigue jugando casi los mismos minutos que en años anteriores, pero con un rendimiento mucho mayor; el suficiente para ganar el premio al Jugador de la Semana de la NBA varias veces. Si analizamos su temporada pasada con los Thunder, vemos que su promedio de puntos anotados ha aumentado de 16 por partido a 24, que ha añadido un rebote y una asistencia por partido y que ha mejorado ampliamente su porcentaje de tiros, con un 49% desde el área y un 39% desde la zona de triple, sin duda merece ser uno de los galardonados. Cuando el traspaso de Paul George se llevó a cabo, la mayoría de la gente dijo que había sido muy unilateral. Ahora, Oladipo es un All-Star que llevará a los Pacers a los playoffs, mientras que George podría estar buscando un nuevo equipo esta pretemporada. Oladipo podría estar entre los tres mejores escoltas esta temporada. Si su promedio de puntos se mantiene, superará el récord personal de Paul George. Además, el porcentaje de tiros de Oladipo también sería mucho mayor, y se puede decir que gran parte del éxito de su equipo se debe directamente a su estilo de juego.

 

Sexto hombre del año: Lou Williams

 

 

Lou se ha convertido en todo un All-Star debido a sus enormes contribuciones en la pista. Es el segundo del equipo en victorias por contribución y es el primero del equipo, además de encontrarse en una posición muy alta en toda la liga, en victorias por contribución ofensivas. Si Lou gana el Sexto hombre y mantiene sus victorias por contribución por cada 48 min. en 1,70, superaría ampliamente la cifra establecida por Eric Gordon el año pasado, en 0,79. De hecho, sería la cifra más alta desde que Harden ganó en 2012. Lou ha conseguido mantenerse en plena forma y convertirse en la primera opción de un equipo bastante peligroso. Si gana este premio, repetiría por segunda vez, y solo estaría por detrás de Jamal Crawford en cuanto a cantidad de premios al Sexto hombre del año recibidos. Ser un base tirador puede resultar muy útil, pero ser uno eficaz es lo que marca la diferencia entre una temporada legendaria y una normal. No ha llegado al partido All-Star, pero merece ser unos de los galardonados. En función del impacto en su equipo, así como en las actuaciones de 40 (y 50) puntos, Lou va en el buen camino para hacerse con el segundo premio a Sexto hombre del año de su carrera.

 

Coach del año: Dwane Casey

 

 

El equipo de Toronto funciona en todos los sentidos, y la culpa de esta perfección es de Dwane. Primeros en el Este, tercer mejor equipo en la liga y 23.5 asistencias por partido. Cuando Dwane Casey llegó a los Toronto Raptors, indicó que establecería una cultura de trabajo y buscaría desarrollar una identidad defensiva. Tiene a cargo al equipo desde la campaña del 2011. El trabajo hecho por Dwane con Toronto le valió su participación en la presente edición del NBA All-Star Game y así se convierte en el primer entrenador de la franquicia de los Raptors en participar. Una de las razones que dio la directiva por las que ha ampliado el plazo para que Casey continúe en la organización es el trabajo realizado con la organización. Masai Ujiri, quien ocupaba el puesto de gerente general y ahora es presidente del equipo, describió que el entrenador desarrolló un cultura ganadora y “la continuidad es parte de establecer esa cultura”. Hay otros que merecen ser galardonados, aunque Casey lleva la delantera y hay que recordar que aún faltan dos meses.

 

 


Like it? Share with your friends!

Sebastián Villalobos
Redactor de NBA y MLB en Hispanic Sports Media - @sebastian0209 en Twitter y en Instagram @sebastianvu02