Tras el 3-0 a favor en el Santiago Bernabéu por el Clásico, Barcelona lucía infranqueable. Se escapó en la lucha por la liga y fue avanzando a Copa del Rey hasta plantarse en la final que disputará frente a Sevilla.

Enero hizo crecer el sueño culé con las llegadas de Phillipe Coutinho, Yerry Mina y la recuperación de Ousmano Dembélé. El techo paracía realmente alto.

Pero febrero fue un cable a tierra para los de Ernesto Valverde. Par de empates en liga y una cara no muy convincente frente a un Chelsea limitiado en los octavos de la Champions League hicieron evidente un descenso en el ritmo del cuadro blaugrana.

Sin embargo, puertas adentro de los catalanes se rehúsan a hablar de malos escenarios. «No creo que hayamos tenido un bajón. Es cierto que hemos tenido dos partidos seguidos en casa contra Alavés y Getafe que nos han costado. También es cierto que en Copa hemos estado muy bien. Ya sé que sobre el partido contra el Chelsea hay opiniones para todo los gustos. A mí me pareció un partidazo, pero te tiran dos palos y parece que…», dijo Valverde en la rueda de prensa previa al juego contra el Girona por La Liga.

Talento y confianza hay en Barcelona pero la pregunta es si están obligados al triplete. Una tragedia los alejaría del par de torneos locales; sin embargo, ¿no llevarse la Champions sería un fracaso?

Los azulgranas se fortalecieron con Coutinho, Mina y el regreso de Dembélé pero esta campaña no luce como el termómetro real para los fichajes. El brasileño no puede jugar el torneo europeo, el central colombiano es un proyecto a mediano plazo y el francés no ha tocado su tope de condiciones físicas.

«Esperamos que esté preparado, sí. Por eso va convocado. Dependerá del entrenador que entre o no entre, en función del partido. Lleva unos partidos entrando en la lista y está dispuesto. Ya lo veremos», comentó el entrenador sobre el extremo galo.

Valverde ha demostrado que tiene buen manejo de grupo y ha dado una personalidad interesante al Barcelona; acercando a al menos el doblete.»Pienso que estamos bien. Sabemos que estamos en ese proceso en el que los partidos son más definitivos que antes. Ahora ya no hay tiempo para reaccionar, ni para nosotros, ni para los rivales», añadió.

Viene la etapa definitiva y la prueba de fuego para Messi y compañía. ¿Podrán repetir lo de 2009 y 2015 con el triplete?


Like it? Share with your friends!

Juan Bastidas

Periodista venezolano en Santiago. Cubrí la fuente de fútbol en el Diario Versión Final (Maracaibo) y Diario Líder (Caracas).