Para nadie es un secreto que, en los últimos meses todas las miradas se han dirigido al equipo de los Yankees. Mientras que Boston, el eterno rival, ha perdido varios focos tras quizás no mostrar lo que los fanáticos del béisbol estaban acostumbrados a ver.

Dejaron muchos vacíos en la campaña anterior que, para muchos, fue catalogada como decepcionante, y los números así lo afirman.

La rivalidad de los Yankees de New York y los Medias Rojas de Boston ha quedado marcada para toda la vida, y es que ¿Quién no quisiera presenciar uno de estos juegos en vivo y en directo? o ¿Qué joven pelotero no sueña con vestir una de esas dos camisetas?

Además, estoy segura que muchos amantes del béisbol, desearíamos volver solo un día para disfrutar nuevamente de enfrentamientos como los de Alex Rodríguez y David Ortiz.

Dos equipos llenos de historia, con peloteros que se convirtieron en leyenda y convirtieron en grandes, los números en su camiseta. Pero lo cierto es que así como se han ido, han llegado caras nuevas a las organizaciones, haciendo que este deporte siga más vivo que nunca.  

La palabra tensión es la mejor para representar esta rivalidad que el día de ayer nos hizo recordarla y revivirla, sobre todo recordar que son los dueños y amos de los récords.

Los Red Sox, en la búsqueda de un bate que sume poder a la alineación luego de terminar últimos en la Liga Americana en jonrones (168) y 4to peor registro en toda la MLB, no consiguieron dar una mejor respuesta al equipo dirigido por Aaron Boone que pactar un contrato de $110 millones por cinco años, nada más y nada menos que con J.D Martínez.

Martínez, quien terminó tercero en las mayores con 45 jonrones en 119 partidos en el 2017, cifra máxima en su carrera, vestirá la camiseta de Boston para dar la pelea al equipo de New York tras la famosa adquisición de Giancarlo Stanton.

La llegada del toletero, parece ir directo a la parte media de la alineación, le daría más flexibilidad al equipo, lo que haría una mejor estabilidad en cuanto a los turnos al bate de los jugadores del resto de la alineación.

Alex Cora, tendrá que analizar bien sus opciones para crear un ajuste defensivo que disminuya las dudas que aún genera el equipo de Boston.

A esto se le suma, que al equipo dirigido por el manager latino, le sigue faltando pitcheo, detalle importante que los de rayas, han cubierto bastante bien.

En su rotación (Chequea las mejores para esta próxima temporada)suenan los nombres de Luis Severino, Sonny Gray, Masahiro Tanaka, CC Sabathia y Jordan Montgomery. En 2017 tuvieron efectividad de 3.98, la cuarta mejor en toda MLB y la segunda mejor de la Liga Americana.

Alex Cora

Sin embargo, los Medias Rojas son lo suficientemente talentosos para aguantar la renovación de los Yankees de Nueva York. Alex Cora, ha demostrado una actitud positiva y ha asumido las riendas del joven roster, el cual posee calidad para dar sorpresas y ganar batallas.

A los fanáticos de Boston, les toca confiar en lo que hasta ahora, ha demostrado tener bajo el guante el manager del equipo, que de hecho, ha sido bastante optimista y prometedor.

Por su parte, los de la camiseta de rayas, inspiran confianza y solidez ofensiva. Otro manager se estrena, nuevos retos que requieren de decisiones asertivas a la hora de mover el roster.

Cuando se escuche la voz de play Ball, los márgenes de errores deberán disminuir, y para llegar a la postemporada…no habrá espacio para equivocarse.

Aaron Boone

Como la vida diaria, el béisbol no se paraliza. Las franquicias siguen realizando movimientos. El juego de pelota evoluciona para crear nuevas líneas que lo hagan aún más emocionante y en cualquier momento dar un giro inesperado, de lo único que podemos estar seguros, es que esta rivalidad promete grandes momentos.

Ese momento que se veía tan lejano en la realidad, está por suceder, falta menos. 


Like it? Share with your friends!

HSM Staff