Paul Pierce anunció durante el mes de setiembre de 2016 que aquella iba a ser su última temporada en la NBA. Por aquellos entonces, el alero nacido en Oakland vestía la camiseta de Los Angeles Clippers. El 18 de julio de 2017, los Boston Celtics anunciaron que Pierce firmaba un contrato de un día, y de esta manera el legendario jugador cumplía su sueño de retirarse como miembro de los orgullosos verdes.

The man of the hour…. #TheTRUTH, @paulpierce! #ThankYouPaul

A post shared by NBA (@nba) on

Los Celtics rindieron homenaje a Paul Pierce, al jugador que marcó una época, decisivo en la consecución del último anillo del equipo que más reúne en la historia de la NBA, 17, uno más que los Lakers. Fue el capitán de aquella celebre escuadra y el MVP de aquella final. Desde ahora, el número 34, el que llevó durante los 15 años que defendió la camiseta de los Celtics, lucirá en lo más alto del TD Garden de Boston y nadie más volverá a lucirlo.

Los Celtics eligieron a Pierce en la décima posición del draft de 1998. Vistió la camiseta del trébol verde desde entonces y hasta el final de la temporada 2012-2013. Con 35 años recaló en Brooklyn durante una campaña y pasó las dos últimas en los Clippers, antes de retirarse ya con 39 años.

☘️ Celtic Pride!

A post shared by NBA (@nba) on

Pierce fue el MVP de aquella final contra los Lakers de Kobe Bryant y Pau Gasol y fue el líder de un equipo fantástico en el que formaron Kevin Garnett, Ray Allen, Rajon Rondo, Tony Allen, Kendrick Perkins, James Posey, ahora entrenador ayudante de los Cavaliers, y Glen Davis, entre otros. Todos estuvieron en la ceremonia, excepto Ray Allen, que ha mantenido relaciones distantes con varios de sus compañeros y prefirió pasar el día jugando al golf.

También estuvo presente el entrenador de aquel equipo, Doc Rivers. Danny Ainge, el hombre que forjó aquel equipo desde los despachos, también glosó la figura de Paul Pierce como jugador y destacó que en 2010 renunció a una parte de su ficha para que el equipo pudiera continuar siendo competitivo.

Shaquille O’Neal, tras un partido en 2001 cuando formaba con los Lakers, le puso a Pierce el apodo que le quedó ya para toda la vida: The Truth (La verdad). El 34 de los Celtics, 10 veces All Star, es el segundo máximo anotador en la historia de la franquicia, solo superado por John Havlicek y por delante de Larry Bird, es el que más triples ha obtenido y el tercer que más partidos ha disputado.


Like it? Share with your friends!

Sebastián Villalobos
Redactor de NBA y MLB en Hispanic Sports Media - @sebastian0209 en Twitter y en Instagram @sebastianvu02