La flamante estrella de los New Orleans Pelicans, DeMarcus Cousins, estará fuera toda la temporada perdiéndose incluso el All-Star Game 2018, debido a que sufrió un desgarro en el tendón de Aquiles de su pie izquierdo, en donde apenas restaban 15 segundos del partido contra Houston Rockets, que finalmente ganaron los Pelicans por 115-113.

Según lo visto en otras lesiones similares, el periodo de recuperación en este tipo de situaciones de es aproximadamente 10 meses.

Este contratiempo cambiará la hoja de ruta de los Pelicans, sextos de la Conferencia Oeste con 27 victorias y 21 derrotas, que seguramente busquen algún intercambio antes del cierre del mercado de traspasos para mantener intactas sus opciones de Playoffs.

 

Posiblemente este contratiempo le llegue a Cousins en el mejor momento de su carrera, cuando estaba firmando unos números espectaculares con 25,2 puntos, 12,9 rebotes, 5,4 asistencias, 1,6 robos y 1,6 tapones por partido.

El pívot titular de los Pelicans, que ayer, había sido elegido por el alero LeBron James para que formase parte del cinco inicial de su equipo con el que van a competir en el próximo Partido de las Estrellas, fue el primero que a través de las redes sociales le dio ánimo y desearle que no fuese nada grave.

James todavía no conocía el verdadero alcance de la gravedad de la lesión sufrida por Cousins, que también se quedará fuera del Partido de las Estrellas del próximo 18 de febrero y su puesto ahora tendrá que ser ocupado por el jugador que el comisionado de la NBA, Adam Silver, elija.

El pívot se convertirá en agente libre sin restricciones el próximo 1 de julio y deberá valorar las ofertas que reciba aún convaleciente de su grave lesión.


Like it? Share with your friends!

Sebastián Villalobos
Redactor de NBA y MLB en Hispanic Sports Media - @sebastian0209 en Twitter y en Instagram @sebastianvu02