A propósito de la llegada de Coutinho al Barcelona, repasamos a los cinco jugadores nacidos en el país de la samba que engrandecieron al club catalán.

El ex mediocampista del Liverpool, con solo firmar su contrato, ya entró en la historia blaugrana: es el fichaje más caro de todos los tiempos en el club, 160 millones de euros.

 

Ronaldinho

Luego de años de sequía, el astro llegó para darle nueva vida al Barcelona. Lo hizo de la mano del presidente Joan Laporta, que lo trajo desde el París Saint Germain por 27 millones de euros. Luego de cinco años sin títulos, con Dinho se alcanzaron dos ligas y la Champions de París en 2006. En 2005 ganó el Balón de Oro y el Fifa World Player. Con el arribo de Josep Guardiola a la disciplina azulgrana, el brasileño, ya en pleno declive físico, decidió irse al AC Milan. En cinco campañas anotó 94 goles, maravillando a todos con su juego ofensivo y su picardía.

 

Rivaldo

Su zurda conquistó al Barcelona desde que llegó en la temporada 1997-98, desde el Deportivo La Coruña. Autor de 130 goles en 235 partidos en total, hasta 2002 se convirtió en el motor ofensivo de un club que pasó de los buenos momentos a los más grises.  En 1999 ganó el Balón de Oro y el Fifa World Player. De andar cansino, cobrador de tiros libres excepcional, su inolvidable triplete contra el Valencia en la campaña 2000-01, con chilena para clasificar a la Champions del siguiente año, le convirtieron en leyenda. Se fue en 2002, luego de pelearse con el DT Louis Van Gaal.

 

 

Romario

El díscolo atacante tuvo solo una temporada en el FC Barcelona, dirigido por Johan Cruyff, pero valió para dejar su huella… en lo bueno y en lo malo. Llegó en 1993, por el equivalente a 10 millones de euros, desde el PSV Eindhoven holandés. Anotó 30 goles, incluyendo uno contra el Real Madrid en el Camp Nou (victoria culé 5-0). Tras hacerle un regate de “Cola de vaca” al zaguero Rafael Alkorta, definió con maestría ante Francisco “Paco” Buyo. Las noches de fiesta fueron interminables para el genio, lo que rompió con la corta paciencia de Cruyff. Luego de alcanzar el Mundial de Estados Unidos 1994 tardó 21 días en volver a los entrenamientos con el Barcelona… forzando al final de su contrato, para volver a su natal Brasil con el Flamengo.

 

Ronaldo

Otro ejemplo de estrella fugaz en el firmamento catalán. Como su predecesor, Romario, estuvo solo una temporada, la 1996-97. También llegó desde el PSV Eindhoven y también era un amante de las fiestas. La diferencia estuvo en el estilo: mientras que Romario tenía clase y definición, Ronaldo le sumaba potencia y espectacularidad. Su gol clásico ocurrió contra el Compostela, arrastrando como un tren a un defensor que intentaba frenarlo desde la mitad del campo. Anotó 47 goles en 49 partidos. Terminó recalando en el Inter de Milán, comenzando también su calvario de lesiones.

 

Neymar

Luego de explotar con el equipo de su juventud, el Santos, Neymar llegó al Barcelona en 2013. Las cifras sobre su traspaso han generado polémicas sin fin, incluyendo legales: Sandro Rossell, entonces presidente del Barcelona, fue imputado por corrupción a raíz de los pagos. En lo deportivo, Neymar rindió, conformando un tridente de leyenda con Lionel Messi y Luis Suárez, con el que llegaron a ganar el triplete en 2015 –Champions, Liga y Copa del Rey-. En 2017 se convirtió en el pase más caro de la historia del fútbol, luego que el PSG pagara 222 millones de euros por sus servicios.

 

Habrá otros brasileños que hicieron historia, como Juliano Belletti, Dani Alves, Giovanni Silva o Sonny Anderson. Otros que no aportaron tanto, como Roberto Dinamita, Fabio Rochemback o Douglas. ¿Cuál es su jugador brasileño favorito de todos los tiempos en el Barcelona?


Like it? Share with your friends!

Kiko Perozo - @kikoperozo
Maracaibo, Venezuela (1984). Experiodista de @diariopanorama, excolaborador de @mundodeportivo, votante de Venezuela para el premio The Best - Fifa. Administrador de @lahistoria200 y @lgmundiales