Cuando la temporada empezó para Barcelona, nadie podía imaginar que las cosas iban a marchar tan bien. La salida de Neymar al PSG, la mala imagen dada frente al Real Madrid en la Supercopa de España y las dudas propias de un ciclo que recién comenzaba no auguraban la mejor de las temporadas.

Pero las cosas se encaminaron y el sólido liderato en La Liga, sumado a una buena imagen la Champions League, ha hecho que la tranquilidad colme a la institución azulgrana. Ahora, con la llegada de Phillipe Coutinho por 160 millones de euros proveniente del Liverpool, pone el viento aún más a favor del club.

Fue el fichaje que se le negó en verano, momento en el que iniciaron las negociaciones con el brasileño pero las pretensiones del equipo inglés frenaron la llegada del ahora segundo fichaje más costoso en la historia del fútbol (por debajo de los 222 millones que pagó el PSG por Neymar, su amigo desde las selecciones inferiores de la pentacampeona mundial).

El exjugador de Inter y el Espanyol luce como la pieza que le faltaba al rompecabezas blaugrana. Se añade a las llegadas de Paulinho, fichaje sorpresa que ha aportado gol y polivalencia, y la de Ousmane Dembélé, quien ya está disponible luego de una larga lesión que no ha permitido medir su real aporte.

El excepcional arranque de Lionel Messi esta campaña, la recuperación del ritmo goleador de Luis Suárez y una fortaleza defensiva resaltante hace que en Barcelona sueñen con una segunda mitad de temporada de muchos éxitos.

Pero el arribo de Coutinho no es un lujo. Es un golpe sobre la mesa para demostrar su peso en el mercado y es una demostración que aún tienen la capacidad de rodear a Messi, que parecía con mucho peso sobre sus hombros al quedar disuelta la MSN.

Valverde demostró que tiene capacidades de hacer mucho a pesar de las limitaciones. Ahora tiene delante de sí la oportunidad de trabajar con mayor profundidad en su plantilla, más cuotas de talento y la posibilidad de menor exigencia físicas a sus figuras.

Contar con Coutinho es un alivio enorme para la directiva blaugrana que ahora solo espera porque el navegar en esta temporada llegue a buen puerto.


Like it? Share with your friends!

Juan Bastidas

Periodista venezolano en Santiago. Cubrí la fuente de fútbol en el Diario Versión Final (Maracaibo) y Diario Líder (Caracas).