La Real Academia Española define traición como “falta que se comete quebrantando la fidelidad o lealtad que se debe guardar o tener”. En el deporte, hablar de fidelidad a unos colores parece, con el paso de tiempos, algo difícil de mantener.

Para muchos, lo básico es atenerse al profesionalismo: dar el 100% del esfuerzo al club que paga… sin importar si tiene un color u otro. Así lo pensaron estos cinco jugadores –no son los únicos, pero sí los casos más destacados- que cambiaron de bandera en la Liga española por un puñado de dinero.

De Real Madrid a Barcelona, de Barcelona a Real Madrid, incluso con algún club intermedio, estos cinco casos son los más odiados entre ambos clubes.

 

Luis Figo

Diez millones de pesetas, o poco más de 60 millones de euros actuales. Quizá algunos blaugranas lo vean como 30 monedas de plata. Y todo explotó en el 2000: luego de ser capitán e ídolo del cuadro condal, el habilidoso portugués fue tentado por Florentino Pérez para unirse a su proyecto en el Madrid. Aunque Figo negó ante los medios de comunicación que se iría del Barcelona, mucho menos al eterno rival, finalmente fue presentado con la camiseta 10. “Estoy contento de poder estar aquí. Intentaré dignificar al máximo el nombre del Real Madrid y espero ser tan feliz como en los años que he pasado en Barcelona”, dijo durante el acto del 24 de julio de 2000, en el Santiago Bernabéu.

El recibimiento en el Camp Nou, el 21 de octubre, fue estruendoso. Pedro Munítis tuvo que sustituir a Figo en los saques de esquina, porque le lanzaban toda clase de objetos… hasta una cabeza de cerdo. Los catalanes ganaron 2-0 a los merengues, con dianas de Luis Enrique y Simao.

Aunque ganó la misma cantidad de trofeos (siete con Barcelona, siete con Madrid), con los merengues alzó la Champions de 2002, como parte de los llamados Galácticos. Y Figo reconoce que fue más feliz en la Casa Blanca. En el Camp Nou aún lo recuerdan.

 

Luis Enrique

Tras su paso por el Sporting de Gijón, el club de su localidad, Luis Enrique Martínez recaló en el Real Madrid. Con los merengues, el polivalente jugador estuvo entre 1991 y 1996, ganando una Copa del Rey, una Supercopa de España y la Liga. Al final de la campaña 1995-96, y luego que los blancos sufrieran una crisis deportiva, el asturiano decidió fichar por el Barcelona.

Con la camiseta 21, se erigió en uno de los líderes del cuadro catalán. Jugaba como mediocampista, pero también ayudaba a defender y a atacar. Un futbolista temperamental que ganó, vestido de blaugrana, dos ligas españolas, dos copas del Rey y una Supercopa de España, además de la Recopa y Supercopa de Europa.

Su carrera como barcelonista no se quedó allí: en 2008 dirigió al Barcelona B y en 2014, luego de pasar por la Roma y el Celta de Vigo, dirigió al primer equipo del Barcelona. Entre 2015 y 2017 conquistó dos ligas, tres copas del Rey, una Supercopa de España. En 2015 se alzó con cinco títulos: además de liga y copa, la Champions, la Supercopa de Europa y el Mundial de Clubes.

 

Michael Laudrup

El proyecto de Johan Cruyff para 1989 contó con la magia de Michael Laudrup. El genial danés, un mediocampista de mucha técnica, venía de anotar 17 goles en 102 compromisos con la Juventus de Turín. La obtención de la primera Liga de Campeones de los catalanes, en 1992, fue su punto más alto, viviendo sus mejores momentos como futbolista con el Dream Team.

No obstante, para 1994, Laudrup se declaró “harto de Cruyff”. El presidente del Madrid, Ramón Mendoza, pescó en río revuelto y se llevó a Laudrup al cuadro merengue. Destacó en las dos temporadas en la que estuvo, llevando a los blancos a ganar la Liga de 1995.

 

Bernd Schuster

El explosivo jugador alemán militó entre 1980 y 1988 con el FC Barcelona, ganando la  Liga de 1985, las copas del Rey de 1981, 1983 y 1988, la Supercopa de España de 1984 y la Recopa de Europa 81-82. Las diferencias con el presidente Josep Lluis Núñez terminaron con su salida al club merengue en 1988. Famoso es el tándem que formó con Diego Armando Maradona, dentro del campo y fuera de él, sobre todo al momento de adversar al mandatario blaugrana.

Con el Real Madrid se alzó con las ligas de 1989 y 1990, además de la Copa del Rey de 1989 y la Supercopa de España de 1990. Coincidió con la Quinta del Buitre, contribuyendo al récord goleador de 107 goles.

Para redondear su historia, Schuster no solo “traicionaría” al Barcelona, sino también al Madrid: se mudó al Atlético en 1990, jugando con los colchoneros hasta 1993. En la final de la Copa del Rey 91-92 anotó un golazo de tiro libre… contra el Real Madrid. Ganaron 2-0 la final. Los rojiblancos ganaron dos torneos coperos con Schuster en sus filas.

El alemán entrenó a los blancos en dos campañas: en la 2007-08 ganaron la Liga, saliendo en la campaña siguiente luego de declarar que el Madrid no podría ganar el Clásico contra el Barcelona. Despedido, asumió Juande Ramos. Los merengues cayeron 2-0 con los culés en ese partido.

 

Samuel Eto’o

“Madrid, cabrón, saluda al campeón”, cantó el delantero camerunés en 2005, luego que el Barcelona ganara la Liga. Una celebración picante, pero que molestó aún más al recordar que, a finales de los 90, Samuel Eto’o jugó en el Real Madrid.

El artillero dio el salto al Real Madrid Castilla, filial de los merengues, en 1996. Luego de estar cedido en el Leganés en la 97-98, debutó con el primer equipo del Madrid en 1998, llegando a ganar la Copa Intercontinental. Incluso, tuvo un breve paso por el Espanyol de Barcelona, pero no llegó a estrenarse en partido oficial. No recibió mayores oportunidades en el club blanco, por lo que se unió al Mallorca.

Con los mallorquines destacó, generando interés en el Barcelona, vistiendo de blaugrana en 2004. El camerunés ganó tres ligas, dos supercopas de España y una Copa del Rey,  además de las Champions de 2006 y 2009. Sus diferencias con Pep Guardiola lo hicieron irse al Inter… de José Mourinho, con el que ganó la Champions de 2010.


Like it? Share with your friends!

Kiko Perozo - @kikoperozo
Maracaibo, Venezuela (1984). Experiodista de @diariopanorama, excolaborador de @mundodeportivo, votante de Venezuela para el premio The Best - Fifa. Administrador de @lahistoria200 y @lgmundiales