Shunt es un término británico para definir «accidente» y ese era precisamente el seudónimo con el que fue bautizado el piloto ingles James Hunt. Conducía con un estilo bastante agresivo, excéntrico, indisciplinado y muy polémico, pero con una pasión por la Fórmula 1 increíble.

Esa forma de conducir enamoraba al fanático, aunque le llevó a sufrir numerosos accidentes, algunos espectaculares. Esto no le restaba méritos, fue un piloto bastante rápido. Fuera de la pista se jactaba de ser todo un playboy y adicto a las drogas y alcohol. Definitivamente era todo un personaje.

Pero hablemos de sus números. Durante los 7 años que corrió en la Fórmula 1 participó en 92 carreras, 10 victorias, 23 podios, 14 pole position, 23 vueltas rápidas y 1 campeonato del mundo (1976). Muchos opinan que en ocasiones era un piloto que no estaba a la altura de la categoría e intermitente. De hecho, hay quienes señalan que su fama se debe a su rivalidad con Lauda.

Niki Lauda y James Hunt: Una de las rivalidades deportivas más impactantes de los últimos años de la Fórmula 1. Foto: Sutton images.

De esta rivalidad, no hay manera de ignorar el año 1976. No solo porque es el año donde Hunt logró el campeonato, sino también por el accidente sufrido por Nicky Lauda que casi le cuesta la vida, durante el GP de Alemania.

Era 1 de Agosto y los monoplazas apenas rodaban la segunda vuelta sobre el mojado asfalto de Nurburgring cuando Lauda perdió el control de su monoplaza, estrellándose contra los guardarraíles y posteriormente golpeado por otro monoplaza que le seguía.

Lauda resultó con quemaduras de primer y tercer grado en cabeza y manos, gases tóxicos inhalados y daños en los pulmones. Nicky Lauda no participaría en las carreras de Austria y Holanda y regresaría a las pistas 40 días después, tiempo que Hunt aprovechó para sumar puntos y pelear la cima.

Para el resto de la temporada de 1976, Lauda fue cuarto lugar en Monza, octavo en Canadá y tercero en EUA, con lo cual 3 puntos le mantenían sobre Hunt. Se retiró en la tercera vuelta del GP de Japón debido a la fuerte lluvia. James Hunt culminó tercero y con ello su único titulo mundial.

Al año siguiente, James Hunt ganó 3 carreras y solo culminó 6 de un calendario de 16. Definitivamente un año gris para el piloto inglés. Destaca de ese año que Hunt rescató a Ronnie Peterson de su automóvil en llamas en el Gran Premio de Italia tras estrellarse contra las barreras de protección al inicio de la carrera, aunque Peterson fallecería al día siguiente en el hospital.

En 1979 corrió para el equipo Wolf, pero los decepcionantes resultados obtenidos (un 8º puesto y 6 abandonos en 7 carreras) provocaron su retirada tras el Gran Premio de Mónaco. Según sus propias palabras, se retiraba estando en la cúspide.

James Hunt se desempeñó como comentarista de las transmisiones de Fórmula 1 para la BBC en Inglaterra desde finales de 1979 hasta 1993, al lado del comentarista Murray Walker.

A James Hunt se le reconoce como el primer piloto caracterizado por una conducción muy agresiva al volante, a la vez que divertida, por lo que era muy atrayente de cara al espectador. Foto: AFP

Falleció a los 45 años de un infarto de miocardio en su casa en Wimbledon. Aún cuando en sus últimos años bebía mucho menos y practicaba deporte regularmente, el daño ya estaba hecho y su cuerpo no pudo recuperarse de los excesos anteriores.

 

 

 


Like it? Share with your friends!

Héctor Arrieta
Locutor comercial y voz marca de URBE 96.3 FM, en Maracaibo, Venezuela. 28 años de experiencia en medios audiovisuales y fanático de los deportes, pero en especial de la Fórmula 1. Redactar sobre Fórmula 1 es una pasión, un anhelo de lograr que el público entienda este deporte que es mucho más que ver monoplazas dando vueltas en un circuito. Es vital conocer la historia, records y pilotos, activos y retirados; para descubrir la evolución de este mágico mundo del motor cuya tecnología llega a nuestros autos de hoy día, de una forma u otra.