Arrancando con el pie derecho en un inicio de temporada sobresaliente y para muchos, sorprendente, los Boston Celtics se enfrentaban ante los siempre intimidantes Golden State Warriors. La mejor defensa, contra la mejor ofensiva, midiéndose cara a cara para mantener sus respectivas rachas ganadoras.

Boston, que busca establecerse como el equipo más dominante tanto defensiva como ofensivamente en lo que va de temporada, logró demostrar de lo que está hecho al contener el intenso poderío de los Warriors imponiéndose 92 a 88 en un cerrado desenlace en donde los de casa obtuvieron su 14va victoria seguida a pesar del evidente dominio de los Warriors durante la mayor parte del partido.

Jaylen Brown

Brown fue el hombre de la noche, quien lamentablemente venía de sufrir la muerte por suicidio de un amigo cercano la noche anterior, fue quien mantuvo a los Celtics en el partido, aportando tanto en lo ofensivo como en lo defensivo y logrando imponer su juego produciendo un total de 22 punts, 7 rebotes, 2 robos y 2 bloqueos.

El platillo principal de la noche fue el duelo Irving/Curry donde Irving, en su segundo partido después de sufrir una fractura facial, logró destacar durante el final del partido donde consiguió 11 de los 16 puntos que anotó.

Los Celtics consiguieron estar por encima del gran esfuerzo de los Warriors, donde se vio muy poco por parte de Steph Curry, apartando la gran producción de puntos que generó Kevin Durant y los esfuerzos defensivos de Draymond Green que eventualmente los llevó a liderar el partido hasta por 17 puntos.

Por otra parte, queda el trago amargo para los Warriors al haber obtenido un 40.2% en tiros de campo y tras ser evidentemente opacados defensivamente por parte de los pupilos de Brad Stevens, quien está llevando a los Celtics a dominar la temporada con una cómoda racha que los pone como los contendientes favoritos para llegar a las Finales.

Todo parece indicar que los Boston Celtics seguirán siendo el equipo que dará de que hablar durante la temporada, sin embargo, queda la siguiente interrogante, ¿Podrán los Celtics de Kyrie Irving destronar a los Warriors y Cavaliers como los amos y dueños de la NBA?


Like it? Share with your friends!

HSM Staff