Túnez y Marruecos se convirtieron este sábado en las últimas dos selecciones africanas en clasificarse al Mundial de Rusia 2018; ambas selecciones acompañarán a Egipto, Nigeria y Senegal, como los representantes de ese continente.

Túnez necesitaba apenas un punto para confirmarse como el equipo clasificado del grupo A y así lo hizo. Jugando en casa, y pese a que Congo le ganaba 3-1 a Guinea, el equipo que dirige Nabil Maaloul igualó 0-0 con Libia. Así, celebró con su gente en el estadio de Radès.

Por su parte, Marruecos llegó a la última jornada del grupo C con la ventaja de estar un punto encima de Costa de Marfil (9 y 8, respectivamente) y visitó en Abiyán al único rival que podría arrebatarle el tiquete mundialista.

Por más que los marfileños intentaron, fue el cuadro marroquí el que mostró superioridad y desequilibró el resultado en la primera parte. Nabil Dirar, a los 25, y Medhi Benatia, a los 30, decretaron el 0-2 para el equipo que dirige Herve Renard y llevaron a Marruecos al quinto Mundial de su historia, al que no clasificaba desde 1998.


Like it? Share with your friends!

Juan Bastidas

Periodista venezolano en Santiago. Cubrí la fuente de fútbol en el Diario Versión Final (Maracaibo) y Diario Líder (Caracas).