El brasileño Roberto Firmino, mediapunta del Liverpool, ha sido sancionado este miércoles con 20.000 libras (23.500 euros) y un año de retirada del carné de conducir tras haber dado positivo en un control de alcoholemia.

Firmino, de 25 años, fue detenido a altas horas de la madrugada del pasado 24 de diciembre en el centro de Liverpool mientras conducía su Range Rover en dirección contraria tras haber estado cenando con amigos.

«Lo que hice está mal y es un mal ejemplo para todos. Pido perdón al club, a mis compañeros y a los aficionados por lo ocurrido», aseguró el futbolista brasileño mediante un comunicado tras conocerse el veredicto de la Corte de Magistrados de Liverpool.

«Prometo a todos los miembros de la familia del Liverpool Football Club que aprenderé de este error, que aprenderé de esta experiencia y que no se repetirá en el futuro», añadió el brasileño en la nota.

Firmino, que también ha sido multado por su club, podría ver reducida la sanción si completa un curso de rehabilitación.

«El jugador ha sido multado por el club por lo ocurrido y le ha recordado cuáles sus responsabilidades en el presente y en el futuro», señaló un portavoz del equipo de Anfield.

«El club considera que este incidente es aislado, un raro lapsus en su juicio y profesionalidad», defendió.

Firmino llegó al Liverpool en verano de 2015 procedente del Hoffenheim por 29 millones de libras con un contrato de cinco temporadas


Like it? Share with your friends!

Juan Bastidas

Periodista venezolano en Santiago. Cubrí la fuente de fútbol en el Diario Versión Final (Maracaibo) y Diario Líder (Caracas).