Kevin Love continúa con sus problemas de espalda que no lo dejan desenvolverse dentro de la cancha, la noche del domingo fue otro juego en donde se vio obligado a no jugar la segunda mitad por espasmos en la espalda baja. El resultado final del encuentro fue victoria para los Cleveland Cavaliers 107-91 ante Oklahoma City Thunder.

Love se quedará en Cleveland para someterse a una resonancia magnética y no hará el viaje a Dallas para el juego del lunes. Así lo confirmó el coach de los Cavs, Tyronn Lue.

La primera vez que los dolores en la espalda aparecieron para Love, fue el 13 de enero en Sacramento, tres días más tarde solo pudo jugar 16 minutos frente a los Golden State Warriors. El día 19 tampoco vio acción en la victoria de los Cavs frente a los Phoenix Suns


Like it? Share with your friends!

Elvis Paz

Periodista maracucho. Fanático de los deportes sobre todo del fútbol y tenis. Parte del equipo de trabajo de @hsmdeportes Twitter: paz_elvis Instagram: elvispm19