Stan Wawrinka sumó su duodécima victoria consecutiva en Grand Slams luego de superar 7-6(2), 6-4, 6-3 a Jo-Wilfried Tsonga en dos horas y 14 minutos para así reclamar su tercera clasificación a semifinales en Melbourne Park. El suizo de 31 años busca convertirse en el séptimo tenista de la Era Open en ganar US Open y Abierto de Australia de manera consecutiva.

Los otros jugadores en conseguirlo han sido Novak Djokovic (2012, 2016), Roger Federer (2006, 2007), Andre Agassi (1995, 2000), Pete Sampras (1994, 1997), Guillermo Vilas (1978) y Ken Rosewall (1971). El campeón de Australia 2014 se ilusiona con presentaciones prolijas como las de este martes.

A pesar de jugar con una venda en la rodilla derecha, el cuarto cabeza de serie fluyó en la Rod Laver Arena con naturalidad para convertirse en el duodécimo jugador activo en llegar a 250 triunfos sobre canchas de cemento. Para ello no necesitó tanta potencia como en sus anteriores juegos. Simplemente fue calculador y paciente.

Después del primer set de 50 minutos, encajó cinco tie-breaks seguidos ante tres rivales distintos: último set vs. Troicki en 3R, tres vs. Seppi en 4R y primero vs. Tsonga en CF. Todos los ganó. La presión lo favorece. De ahí que en la segunda manga pasara de estar 3-4 con quiebre abajo a romper por segunda vez el servicio de Tsonga en el 5-4.

Y a partir de allí se aprovechó de los fallos del francés, que no pudo concretar las tres oportunidades de quiebre en el tercer parcial y cedió su servicio en el segundo game. El suizo necesitó de 41 tiros ganadores en total (su menor cantidad en el torneo), cuatro aces y 70% de puntos ganados con el primer servicio.

Además, Wawrinka dejó 5-3 el historial frente a Tsonga y 4-0 en Grand Slams. En la siguiente ronda se medirá ante el ganador del duelo entre Roger Federer, quien se impuso a Mischa Zverev en tres mangas (historial negativo de 3-18). Su récord en penúltimas rondas de Grand Slam es de 3-4


Like it? Share with your friends!

Eddy Marin

Periodista, campeón centroamericano de natación.