Garbiñe Muguruza dijo adiós al Open de Australia sin prácticamente darse cuenta. La tenista española fue arrasada por un ciclón de tenis al que no pudo hacer frente, cayendo en sets corridos (6-4 6-0). CoCo Wandeweghe logró así el pase a sus primeras semifinales individuales de Grand Slam.

El planteamiento desde el inicio era claro, CoCo se lo iba a jugar absolutamente todo. Restando muy por delante de la línea, con el primer golpe tras el saque y subiendo a la red a la mínima oportunidad. De este modo consiguió hacerse fuerte con su saque y hacer sufrir a Muguruza con el suyo, aunque sin lograr el premio del break gracias al talento de su rival.

Sin embargo, con 3-3 en el marcador, Garbiñe no pudo resistir más. Siete bolas de rotura fueron demasiado peso para la española, que acabó diciendo adiós a su saque en lo que supondría el principio del fin en su andadura en el primer Grand Slam del año.

A partir de este momento, CoCo dejó de fallar. No había ritmo y tampoco hueco para una mentalidad positiva en el caso de la española, que a pesar de sacar fuerzas para sumar un juego más, cedía el primer set por 6-4.

En el segundo, una rotura inicial de Wandeweghe, con su posterior consolidación, iba a colocar la guinda al pastel. CoCo parecía jugar absolutamente tranquila frente a una juvenil, cuando lo que tenía enfrente era la última campeona de Roland Garros, que no pudo hacer mayor cosa y terminaría el set 6-0 para la estadounidense.


Like it? Share with your friends!

Eddy Marin

Periodista, campeón centroamericano de natación.