La cabeza de serie No. 7 Garbiñe Muguruza avanzó con confianza el domingo a cuartos de final del Abierto de Australia venciendo por 6-2, 6-3 a Sorana Cirstea.

Breaks al inicio de ambos sets pusieron a Muguruza en su camino a una victoria 6-2, 6-3 y un encuentro contra CoCo Vandeweghe.

Muguruza cayó en cuartos de final en 2014 y 2015, pero nunca se veía en peligro de sufrir otra decepción, golpeando 18 ganadores en poco más de una hora en la pista con su lesionada pierna.

Los altibajos de la ronda anterior fueron notorias por su ausencia con la española colocándose rápidamente al mando y siguió con ese impulso todo el camino hasta la línea de meta.

«Estoy muy contenta, pasé el partido muy concentrada, buscando jugar positivamente», dijo Muguruza. «Fue un partido importante para mí. Un par de veces en los últimos tres años, he perdido en esta ronda. Fue la primera vez que paso a cuartos de final Así que estoy muy emocionada por eso, ¡y todavía estoy emocionada!»

garbiñe muguruza

Muguruza está jugando sin duda su mejor tenis desde que ganó Roland Garros la primavera pasada. Pero con la verdugo de la N° 1 del mundo, ella insiste en que repetir el resultado todavía está muy lejos: «Creo que es una superficie muy diferente, y ha pasado mucho tiempo desde ese torneo, creo que está muy lejos. No compararía el nivel.

«He jugado contra CoCo un par de veces, el cara a cara es 1-1. Ella es una jugadora difícil, tiene mucho poder, golpes completos, saque, todo. Puede jugar muy bien».


Like it? Share with your friends!

Eddy Marin

Periodista, campeón centroamericano de natación.