Francia es un país de gran tradición futbolera, por años se han dado la tarea de formar futbolistas para poder exportarlos y que estos puedan liderar a sus equipos en las máximas competiciones.

En este TOP veremos a los 10 mejores jugadores franceses en la historia del fútbol, tomando en cuenta su labor tanto en club como selección.

A continuación, les dix meilleurs:

ERIC CANTONA

Fue una leyenda a nivel de clubes, pues se encargó de dominar la Premier League durante años con el Manchester United, conquistando cuatro de ellas.

Tras haberse mostrado como una promesa en la conquista del Europeo Sub-21 de 1988, se cansó de ganar títulos con el Marsella, donde destacan las ligas de 1989 y 1991.

Su paso por la selección francesa no fue del todo positiva y es que jamás pudo disputar una Copa del Mundo, por lo tanto, Cantona aparece en esta casilla del TOP.

MARIUS TRESOR

El zaguero central ofrecía seguridad y mandato en el área como nadie, siendo el eje defensivo de aquella generación de Michael Platini en los años 80s.

Alcanzó el cuarto lugar del mundial de 1982 y posteriormente fue agregado a la lista de los FIFA 100, donde se encuentran los 100 mejores jugadores del siglo XX.

En 1972 fue nombrado como jugador francés del año.

PATRICK VIEIRA

Es quizás la máxima expresión de lo que puede hacer un centrocampista box-to-box, ya que si bien podía ser una referencia cortando juego, tenía la capacidad de salir jugando hasta el área rival y finalizar jugadas con disparos o pases.

A nivel de clubes conquistó tres Premier League (Arsenal) y tres campeonatos de Italia (Internazionale), pero lo más destacable fue lo conseguido con la selección mayor francesa, pues ganó todos los títulos posibles: Copa Mundial (1998), Eurocopa (2000) y Copa Confederaciones (2001).

Vieira fue una referencia en la posición de mediocentro.

JUST FONTAINE

Hacer goles era su especialidad y es que desde 1958 hasta la actualidad, posee la marca de más goles en una Copa Mundial con 13 goles en seis partidos. Se retiró de la selección con 30 tantos en 21 partidos, un gran promedio.

A nivel de clubes consiguió tres campeonatos franceses con Stade de Reims y uno con el Niza, pero en 1962 tuvo que retirarse a los 28 años debido a una lesión, que para la época no podía ser tratada.

LILIAN THURAM

Líder y ganador nato, uno de los mejores defensas de la historia que por donde pasó, fue exitoso.

Muy temprano en su carrera conquistó con el Mónaco la Copa de Francia, luego se abriría paso en Italia donde alcanzó con el Parma la Copa UEFA.

Su mejor versión iba a verse en Italia, donde al fichar con la Juventus pudo conquistar par de Scudettos y alcanzar la final de la Liga de Campeones en 2003.

La carrera de Thuram como seleccionado fue aun más brillante, ganando el pleno de campeonatos: Copa Mundial (1998), Eurocopa (2000) y Copa Confederaciones (2003), anotando par de goles en la semifinal del Mundial de 1998, por lo que siempre será recordado.

THIERRY HENRY

(Photo credit should read DENIS CHARLET/AFP/Getty Images)

Desde muy temprano a los 20 años mostró su calidad, liderando al Mónaco a ganar la liga de 1997 y alcanzando las semifinales de la Liga de Campeones anotando siete goles, marca en el momento para un futbolista francés.

Luego con el Arsenal se convirtió en insignia y uno de los máximos goleadores históricos del fútbol inglés, ganando la liga de 2004 de manera invicta. De su paso por los «gunners» también se recuerda por llevar al equipo a la final de la Liga de Campeones de 2006.

Al final de su carrera jugó con el Barcelona, equipo donde alcanzó como referente el triplete de 2009, junto a Lionel Messi y Samuel Etoo en el ataque.

A nivel de selección ganó todos los torneos posibles: Copa Mundial (1998), Eurocopa (2000) y Copa Confederaciones (2003), además de convertirse en el máximo goleador histórico de «Les Bleus» con 51 anotaciones.

Francia ha brindado grandes delanteros al fútbol, pero sin duda, el mejor de ellos es Thierry Henry.

JEAN-PIERRE PAPIN

Durante su paso con el Marsella, se adueñó de Francia, conquistando el Balón de Oro (1991), ganando cuatro ligas consecutivas (1989-1992) y siendo el máximo anotador de la misma cinco años seguidos (1988-1992).

Posteriormente se abrió caminos en el Milan italiano, donde conquistó dos campeonatos ligueros y la Liga de Campeones en 1994.

Con la selección marco 30 goles y siendo un joven formó parte de aquella generación de 1986, que de la mano de Michel Platini, alcanzó el tercer puesto del Mundial.

RAYMOND KOPA

Kopa debutó como profesional a los 17 y enseguida ayudo al Stade de Reims a conquistar las ligas de 1953 y 1955, pero posteriormente alcanzaría la final de la Copa Europea, cayendo 4-3 a manos del Real Madrid de Di Stéfano.

Su actuación en dicha final fue tal, que despertó gran interés por parte de los directivos del Real Madrid, quienes en 1956 lograron ficharle.

En la casa blanca conquistó tres Copas Europeas (1957-1959) y con la selección francesa logró el tercer puesto en el Mundial de 1958.

MICHEL PLATINI

27 Jun 1984: Portrait of Michel Platini of France before the European Championship final against Spain at Parc des Princes in Paris. France won the match 2-0. Mandatory Credit: Allsport UK /Allsport

Vivió sus mejores años con la Juventus entre 1982 y 1987, en un fútbol italiano que por lejos era el mejor y más competitivo del mundo por las figuras que hacían vida ahí.

Ganó la Copa Europea en 1985 y alcanzó la final en 1983, pero además se llevó par de Scudettos y la Copa Intercontinental de 1985.

Con la selección de Francia conquistó la Eurocopa de 1984, siendo el primer título oficial del país de selección mayor.

Es para muchos el jugador francés más talentoso que ha visto el deporte, además, conquistó tres Balones de Oro y marcó 41 goles con «Les Bleus», para ser por años el máximo goleador histórico.

ZINEDINE ZIDANE

Desde muy temprano empezó a deslumbrar, con el Cannes mostró destellos y con el modesto Bordeaux alcanzó la final de la Copa UEFA, cayendo en manos del poderoso Bayern Munich.

Posteriormente se fue a Italia, donde con la Juventus logró dos Scudettos y alcanzó dos finales de la Liga de Campeones, trofeo que se le resistió pero que posteriormente iba a conquistar de la mejor manera.

Con el Real Madrid se convirtió en el fichaje más caro de la historia, pero como buen crack logró justificar el gasto. En su primera temporada conquistó la Liga de Campeones ante el Leverkusen, anotando un gol de volea para ganar la final 2-1.

Vestido de azul se vio su máxima expresión, liderando a Francia a ganar el Mundial de 1998 con dos goles en la final ante Brasil, luego siendo el director de orquesta durante la Eurocopa del 2000 y finalmente, en su madurez, anotando y asistiendo para acabar con España, Brasil y Portugal en 2006, Mundial donde se fue expulsado en la final.


Like it? Share with your friends!

Nelson Pérez Esis
Melómano, tenista y periodista. Partner y Editor en Jefe de Hispanic Sports Media - @elnelsonperez