En el día de Martin Luther King, se disputó el juego más esperado de la NBA, los Golden State Warriors le propinaron una paliza a los Cleveland Cavaliers 126-91, tomando venganza de lo hecho en diciembre por los Cavs, y continuar así la rivalidad moderna y de alta tensión entre ambos.

El juego desplegado por los Warriors fue sencillamente espectacular y arrollador, en los 2 primeros cuartos se vio reflejado esa superioridad, 36-22 en el primer cuarto y 78-49 medio tiempo. Buena defensa, velocidad a la ofensiva, efectividad en los tiros de campo, repaso de baloncesto por parte de Golden State.

Los Cavs se vieron arrollados por el gran juego de Curry y compañía, estuvieron debajo en marcador hasta por 20 puntos, ventaja que nunca se les iría a los Warriors. Si la ventaja al descanso hubiese sido poca, para segunda mitad Cleveland no pudo contar con Kevin Love debido a sus problemas de espalda, por lo que no volvió a la duela.

Por parte de Golden State, Klay Thompson aportó 26 puntos encestó 5 triples, Stephen Curry terminó con 20, 11 asistencias, encestando 5 triples. Draymond Green terminó con un triple-doble de 11 puntos, 13 rebotes y 11 asistencias. Y por si faltará algo más, Kevin Durant terminó con 21 puntos, 5 rebotes y la misma cantidad de asistencias.

El mejor por Cleveland fue LeBron James con 20 puntos y 8 rebotes. Además, recibió una falta fragante de parte de Green, la cual exageró y terminó en un cruce en la cancha entre los jugadores que no pasó a mayores. Los árbitros calificaron la misma como flagrante uno.


Like it? Share with your friends!

Elvis Paz

Periodista maracucho. Fanático de los deportes sobre todo del fútbol y tenis. Parte del equipo de trabajo de @hsmdeportes Twitter: paz_elvis Instagram: elvispm19