Las principales raquetas de la ATP vivirán a partir de este lunes el reto de luchar por el primer Grand Slam de la temporada, el Open de Australia. Así llegan los favoritos a Melbourne.

ANDY MURRAY

El Murray invencible de la recta final de 2016 se ha mostrado muy irregular en los pocos partidos disputados esta temporada. Primero, en el torneo de exhibición de Abu Dhabi, en el que fue sorprendido por David Goffin, y luego en Doha, donde a pesar de alcanzar la final con pleno de victorias y sin ceder un solo set tuvo que emplearse a fondo ante rivales como Gerald Melzer o Nicolás Almagro. Como número 1 del mundo, será el máximo favorito en Australia, aunque su derrota contra Djokovic en la final del torneo qatarí hace que la teórica ventaja moral por su gran final de 2016 se neutralice.

NOVAK DJOKOVIC

Nole quiere volver a ser el mejor y lo demostró la pasada semana en Doha. Firme ante rivales de menor ranking, el serbio demostró que ha recuperado una de sus señas de identidad: la de agarrarse a los partidos para remontar situaciones imposibles. Sucedió contra Verdasco, su primer rival en Melbourne, en las semifinales, y contra Murray en la final. Y ya se sabe que cuando la cabeza le funciona a Djokovic, el juego suele acompañar. Regresa a su torneo, donde ha cimentado su leyenda, dispuesto a lograr que su descenso del trono de la ATP sea un hasta luego y no un adiós.

STAN WAWRINKA

Todo dependerá de la versión que muestre en Melbourne el número 4 de la ATP, la del Wawrinka irregular o la del Stan enchufado que, seguramente, se convierte en el jugador más letal del circuito. Por lo visto en Chennai, acompaña la primera versión, pero ya se sabe que el suizo suele crecerse en algún gran torneo al año. Con malos resultados desde su título en el US Open y su final en San Petersburgo en septiembre, el suizo aspira a seguir con su leyenda de ‘matagigantes’ en Australia.

MILOS RAONIC

Número 3 del mundo y finalista en Wimbledon el pasado año cuando no era favorito para ello, ya sabe lo que es jugar una final del máximo nivel. A finales de la temporada pasada demostró que es capaz de poner contra las cuerdas tanto a Murray como a Djokovic y ahora, a inicios de campaña, quiere brillar de nuevo en un Grand Slam en pista dura. Defiende unas semifinales y tratará de poner fin a su maldición con los grandes partidos: tras una final de Grand Slam, dos semifinales, una final de Copa Masters y tres finales de Masters 1000 se le siguen resistiendo los grandes torneos.

KEI NISHIKORI

Como a Raonic, al número 5 del mundo le falta dar un paso adelante en los grandes torneos. Una final del US Open y tres finales perdidas en Masters 1000 hacen que parezca un paso por detrás del carácter depredador en grandes partidos de Djokovic y de Wawrinka o de los galones de Murray. Eso sí, será el menos favorito de los cinco, pero ya dejó su huella en Brisbane, donde alcanzó la final tras eliminar con autoridad a ‘Stan’ en semifinales.

LOS REGRESOS: ROGER FEDERER Y RAFA NADAL

Para cajas de sorpresas las que pueden esconder los dos grandes nombres del tenis en este siglo, los de Roger Federer y Rafa Nadal. Tras las apariciones previas para coger ritmo, llega la hora de la verdad para ambos y su rendimiento en Melbourne es una incógnita total.

Federer reaparecerá en un gran torneo tras su larga ausencia en las pistas, desde el pasado Wimbledon, con la Copa Hopman como único test de nivel. Y, en ella, su derrota contra Zverev demostró que tiene que seguir trabajando para estar en su mejor forma.

Nadal, por su parte, ha empezado la temporada jugando a buen nivel. Lo hizo en el torneo de exhibición de Abu Dhabi y lo repitió en Brisbane, a pesar de su derrota en cuartos de final contra Raonic. Eso sí, desde Roland Garros 2015 no alcanza los cuartos de final de un Grand Slam, por lo que su confianza choca con la necesidad de recuperar sensaciones en los torneos grandes: su lesión en Roland Garros el pasado año, su ausencia en Wimbledon y el partidazo de Pouille en octavos de final del US Open son tres borrones a olvidar.

EL AUSENTE: JUAN MARTÍN DEL POTRO

Las ganas de jugar la final de la Copa Davis 2016 y el deseo de planificar correctamente el 2017 para evitar lesiones de sobra conocidas han provocado la ausencia en Australia del hombre que protagonizó con su recuperación una de las mejores noticias que dio el tenis en 2016, Juan Martín del Potro. A pesar de que nunca ha logrado pasar de cuartos de final, se esperaba que ‘Delpo’ fuera candidato a seguir dando dolores de cabeza a los favoritos en Melbourne. No podrá ser, pero el tandilense quiere mirar muy hacia arriba en este nuevo año.

 


Like it? Share with your friends!

Eddy Marin

Periodista, campeón centroamericano de natación.