Novak Djokovic comprobó en primera persona que jugar al tenis en silla de ruedas no es nada fácil. El serbio no dudó en sentarse en una silla e intentar jugar un rato con Dylan Alcott, el campeón paralímpico en este deporte el pasado verano en los Juegos Paralímpicos de Río. El tenista australiano tiene tres medallas de oro en Juegos en dos deportes: tenis y baloncesto en silla. Con esta iniciativa dio visibilidad al deporte paralímpico y, en especial, al tenis en silla.


Like it? Share with your friends!

Eddy Marin

Periodista, campeón centroamericano de natación.