Un día como hoy, un domingo 14 de diciembre de 1947, el Real Madrid estrenaba el nuevo estadio de Chamartín ante el equipo lisboeta de Os Belenenses, recientemente ganador de su única liga en Portugal, a una hora tan impropia actualmente, pero tan usual en aquella época, como las 15:30 horas, aprovechando la luz diurna.

El resultado de aquel primer partido fue de 3-1 a favor de los blancos. El estreno como goleador correspondió al vizcaíno Sabino Barinaga, todoterreno en el césped y un trotamundos en su vida deportiva, siendo uno de los pioneros del fútbol español en jugar en Inglaterra, concretamente en el Southampton.

Posteriormente, en enero de 1955, tras votarse en una asamblea de socios, el estadio pasó a llamarse Santiago Bernabéu, en honor al máximo mandatario merengue, que también fue exjugador del club, y que precisamente había impulsado las obras y la mudanza, buscando un nuevo feudo de mayor tamaño, además de ciertas modernidades, como mayores facilidades para el acceso.

Las sucesivas obras de acondicionamiento vividas en los siguientes años, como la instalación de luz artificial, en 1957, o en especial las realizadas ante de la Copa del Mundo de 1982, revocando la fachada exterior, y posteriormente, en la década de los 90, con la construcción de las cuatro torres para acceder a los graderíos más altos, terminaron por dejar el aspecto actual y un aforo cercano a los 81.000 espectadores.

El coliseo blanco ha albergado numerosos eventos, además de haber sido sede de un Mundial (1982), una Eurocopa (1964) o cuatro finales de Copa de Europa. No solo deportivos, también ha sido el escenario elegido para grandes artistas musicales, como U2 o Bruce Springsteen, y todo tipo de personalidades, como el encuentro de la Juventud del Papa Juan Pablo II. Incluso se ha celebrado una llegada de la Vuelta Ciclista a España en 2002, coincidiendo con el centenario de la entidad. Un marco inigualable que hoy cumple años.


Like it? Share with your friends!

Eddy Marin

Periodista, campeón centroamericano de natación.