El sueño de Atlético Nacional en Japón terminó antes de lo esperado. El conjunto paisa perdió 3-0 con el Kashima Antlers en un partido pasado por la polémica y se quedó con las ganas de jugar la gran final del Mundial de Clubes.

El partido fue entretenido de principio a fin con Atlético Nacional controlando la posesión del balón a su antojo. Por su parte, el Kashima salió a hacer presión alta pero poco a poco se fue metiendo en su arco para aguantar las embestidas del equipo de Reinaldo Rueda, que creó más de diez jugadas claras de gol solo en la primera parte, pero la falta de puntería, los palos y el portero Sogahata impidieron la anotación del conjunto colombiano.

Los nipones se adelantaron en el marcador con un polémico penal tecnológico sancionado minutos después de que la jugada ocurriera, además en la jugada se evidencia un posible fuera de juego del hombre del Kashima que recibió la falta de Berrío dentro del área. Shoma Doy la mandó a guardar con un certero disparo que dejó sin opción a Armani (33’).

A pesar del desconcierto por el gol en contra, Nacional nunca bajó los brazos y siguió atacando constantemente al Kashima, que se encerró en su arco para defender la diferencia, y la estrategia le terminó dando resultado, porque el tiempo no le alcanzó al Verdolaga para igualar el partido. Por el contrario, con el equipo paisa jugando, Endo se inventó una tremenda jugada y marcó el segundo, y Susuki el tercero de los japoneses para sentenciar el partido.

Kashima sigue haciendo historia en el Mundial de Clubes y ya espera en la gran final de la competición orbital al vencedor de la llave entre Real Madrid y América de México. El verde por su parte jugará el partido por el tercer puesto.


Like it? Share with your friends!

Eddy Marin

Periodista, campeón centroamericano de natación.