Wayne Rooney solventó el difícil obstaculo que era el partido contra el Feyenoord para el Manchester United. Una derrota dejaba a los de Mourinho fuera de la competición, pero el capitán inglés se encargó de despejar cualquier duda.

Con el marcador igualado, el Feyenoord dirigido por Gio Van Bronckhorst se desenvolvió sin complejos. Los primeros pases dejaron llegadas en ambas áreas, destacando una doble intervención excelente de Sergio «Chiquito» Romero, que salvó a base de reflejos un disparo de Kuyt. La afición del United consiguió respirar cerca de la media hora, cuando su equipo penalizó un desajuste de la defensa local. Ibra cedió un pase entre líneas para un desmarcado Rooney, que solo ante el meta rival levantó suavemente el balón para mandarlo a la red. El gol ha puesto a Rooney como máximo goleador en Europa de la historia del Manchester United, con 39 tantos.

El tanto frustró a un Feyenoord que empezó a sentirse ahogado con el balón, y que dio por finalizadas sus opciones en el segundo tiempo. Volvió a aparecer Rooney, esta vez para asistir. El delantero ganó la espalda de la defensa y en posición franca de disparo, prolongó el balón de memoria para que Juan Mata empujara a placer.

No tardó en llegar un tercer gol que contó con la colaboración del portero Bradley Jones. Ibrahimovic centró desde la línea de fondo, y su asistencia rebotó en las piernas del meta para entrar a gol.Lingard redondeó la actuación con el cuarto gol en el tiempo añadido.

Los hombres de Mourinho dominaron con facilidad a un Feyenoord que en los últimos minutos hasta lucia rendido.Con esa victoria, el Manchester United se coloca segundo de grupo y necesitará un empate en la última jornada en el campo del Zorya Luhansk para certificar su clasificación.


Like it? Share with your friends!

Eddy Marin

Periodista, campeón centroamericano de natación.