FRISCO, Texas — Por primera vez esta temporada, los Dallas Cowboys no han descartado a Tony Romo para un partido el viernes antes, pero eso no quiere decir que estará activo para el partido del domingo ante los Pittsburgh Steelers.

Romo, quien oficialmente fue listado como cuestionable, pasó por su tercer día consecutivo de practica completa el viernes. Eso marca la primera vez desde la Semana 14 de la temporada del 2014 que ha sido puesto como participante a tiempo completo en para tres prácticas consecutivas.

Tras someterse a dos cirugías de espalda en el 2013, Romo se perdió la mayoría de las sesiones de los miércoles para acondicionamiento, comenzando esa rutina después del segundo partido de la temporada de 2014.

Más temprano el viernes, el entrenador Jason Garrett dijo que el equipo no ha tomado una decisión sobre cuál sería el rol de Romo. Los entrenadores tendrán una reunión el sábado en la noche, y fuentes han dicho a Adam Schefter y Adam Caplan, de ESPN, que no se espera que Romo esté activo.

El novato Dak Prescott, quien tiene marca de 7-1 con 12 touchdowns y dos intercepciones, será el titular. Si Romo no está activo, Mark Sanchez, será el quarterback suplente. Garrett admitió que sería muy difícil cargar con tres quarterbacks en el roster activo por el efecto que tendría en las otras posiciones.

Si Romo no está vestido para jugar, sería la primera vez desde el último partido de la temporada de 2004 en la cual estaba saludable y no activo. Fue el tercer quarterback de los Cowboys contra los New York Giants detrás de Vinny Testaverde y Drew Henson, pero la liga desde entonces ha cambiado las reglas sobre el tercer quarterback. En el 2008, no no jugó ante los St. Louis Rams debido a un dedo meñique fracturado, pero estaba de suplente de Brad Johnson para el partido.

Romo compartió el trabajo con el equipo de práctica con Sánchez esta semana.

Aunque recibió el alta médica para jugar, los Cowboys quieres estar seguros que Romo esté listo para jugar antes de que regrese al terreno en la capacidad que sea por primera vez desde el año pasado.

Las circunstancias el año pasado llevó a los Cowboys a que Romo jugara después que sufrió una clavícula fracturada en la segunda semana. Se perdió los próximos siete partidos, todas derrotas para los Cowboys, antes de regresar el 22 de noviembre ante los Miami Dolphins. Sufrió otra fractura cuatro días más tarde ante los Carolina Panthers y su temporada llegó a su final.


Like it? Share with your friends!

Nelson Pérez Esis
Melómano, tenista y periodista. Partner y Editor en Jefe de Hispanic Sports Media - @elnelsonperez