La segunda década de los dos miles empezó con mucho caos en la NBA. Cuando el baloncesto profesional de los Estados Unidos sufrió un cierre patronal mientras se negociaba un nuevo acuerdo colectivo de trabajo, pasó por la mente de LeBron James, y muy en serio, retomar una carrera que se avecinaba prodigiosa como jugador de fútbol americano.

Recientemente, a través de una entrevista con ‘The Athletic’, la estrella de Los Ángeles Lakers confirmó que en 2011 pudo llegar a la NFL. «Siempre pienso en ello», dijo ‘Bron’ al medio.

LeBron James

En la preparatoria, LeBron jugaba como receptor abierto, y para tener una idea de cómo se proyectaba, una frase en 2010 de Mark Murphy, presidente de los Green Bay Packers, definía todo: «Es uno de los cuatro mejores receptores que he visto».

«He estado alrededor de muchos grandes receptores abiertos. Le digo a la gente que ranqueo mis mejores receptores, dirigiendo, jugando u observando, como James Lofton, Jerry Rice, Steve Largent y LeBron James«, dijo Murphy, exjugador de la liga, citado por ESPN.com.

En dos temporadas de preparatoria, un joven LeBron James acumuló 27 recepciones de touchdown para St. Vincent-St. Mary High School en Akron, Ohio. Pero luego se pasó al baloncesto y ya sabemos lo que ocurrió: se convirtió en el mejor de su generación y probablemente en el segundo más grande de todos los tiempos.

LeBron James

Randy Moss, miembro del Salón de la Fama de la NFL, piensa que James pudo jugar al fútbol americano al máximo nivel y lo comparó con el ex ala cerrada Antonio Gates: «Pienso que LeBron podría llegar y hacerlo mejor que Antonio Gates. LeBron James es el atleta que llega solamente una vez cada tanto«.

Dos franquicias quisieron a LeBron James en 2011

Según ‘The Athletic’, James recibió una oferta por parte de Jerry Jones, CEO de los Dallas Cowboys, para probarse con el equipo Además, el portal oficial de los Seattle Seahawks corroboró que el head coach Pete Carroll también le ofreció una prueba para el equipo, enviándole, además, un jersey personalizado.

LeBron James

«Me hubiera quedado en el equipo. Me hubiera probado, pero me hubiera quedado en el equipo. Una cosa respecto a eso, no me importa trabajar para conseguir algo, así que hubiera tenido que probarme para los Cowboys o los Seahawks, o me hubiera quedado en casa e ir de regreso a Cleveland. Me hubiera tenido que probar, pero me hubiera quedado con el equipo. Simplemente sé de lo que soy capaz en el emparrillado. Especialmente a esa edad«, explicó LeBron, actualmente con 36 años, y que en ese momento de acercamiento con el ‘football’ tenía 26.

La nota de ‘The Athletic’ destacó que fue el círculo más íntimo del alero quien convenció a James de no intentar revivir su carrera como receptor y mantenerse en la duela. Trascendió que, incluso, LeBron ya había modificado su régimen de entrenamiento y había añadido recorridos de rutas de pase.

James todavía no cumplía los 27 años cuando el cierre patronal de la NBA llegó a su fin en la Navidad de 2011. Desde entonces, ha ganado sus cuatro títulos, su último oro en Londres 2012, dos premios como Jugador Más Valioso de una temporada y fue el MVP de todas las Finales que ganó.

A esa edad pesaba 250 libras, y con una estatura de 2.06, pudo haber marcado una era en la NFL.

También te puede interesar: NBA: Los cinco mejores tripleros en la actualidad


Like it? Share with your friends!

Guy Acurero

Periodista deportivo venezolano. Redactor de #NFL y #NBA en Hispanic Sports Media. Ex-reportero del Diario Panorama (2015-2019).

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *