Al finalizar la temporada 2019-20, marcada por la pandemia y la crisis, Lionel Messi generó un cataclismo en el fútbol mundial. El argentino anunció que quería irse del Barcelona.

El enfrentamiento con Josep María Bartomeu, entonces presidente del FC Barcelona, generó un quiebre institucional en Can Barça. Todo finalizó con Messi quedándose irritado, debido a temas contractuales, y Bartomeu tambaleando en su cargo, hasta que renunció.

Lionel Messi.
Lionel Messi.

Tras la salida de Bartomeu, Messi no volvió a tocar el tema de su permanencia en el equipo. En entrevistas solo habla del presente, de lo enfocado que está en el campo de juego, del “hoy” y no del “mañana”. Aparte, no ha trascendido reunión alguna con otro club, aunque se rumora que el PSG está pendiente de sus pasos.

Deportivamente, el equipo culé tiene sus días buenos y malos: perdió la ida de octavos de final de Champions ante PSG y la de semifinal de Copa del Rey contra Sevilla, y actualmente es segundo en la Liga, a cinco puntos del Atlético. Messi, por su parte, se mantiene en su territorio: el gol. Actualmente es el líder anotador del equipo, con 19 goles y 4 asistencias en La Liga.

Bartomeu, detenido: el drama extradeportivo del Barcelona

Pero extradeportivamente los catalanes viven en una incertidumbre, un limbo. Al adiós de Bartomeu le sucedió una Junta encabezada por Carles Tusquets que, escudándose en la pandemia, no realizó elecciones presidenciales.

Sin una cabeza visible, no se pudo realizar fichajes en invierno.

Y la gran realidad es que el club está en graves problemas económicos: el presidente que llegue debe hacerlo preparado para más y más crisis.

Josep María Bartomeu.
Josep María Bartomeu.

Se suma un nuevo problema extradeportivo: la investigación sobre Bartomeu debido al Barçagate. El escándalo, que lo tuvo detenido durante una noche, pero con la amenaza de prisión aún pendiente, nace por la contratación de empresas de marketing digital para defender al entonces mandatario y atacar a varias de las estrellas del equipo, incluida Messi.

La directiva blaugrana con Bartomeu a la cabeza contrató a las tres empresas con seis pagos anuales, generando facturas de 199 mil euros. Casi 3.5 millones de euros invertidos para atacar a jugadores. Y claro, defender al “presi”.

Leo Messi y su futuro

¿Influirá la investigación sobre Bartomeu y los suyos en la decisión final de Leo Messi? Aunque se trasluce un aire de tranquilidad, quizás no pesará tanto como sí saber quién será el próximo presidente.

Joan Laporta y Leo Messi en el 2010.
Joan Laporta y Leo Messi en el 2010.

Joan Laporta tiene ventaja entre los candidatos para volver a presidir al club, y el recuerdo de la época gloriosa con Pep Guardiola en el banquillo es permanente. Laporta lo tiene todo para convencer a Messi de quedarse. Solo basta saber si económicamente es viable mantenerlo.

De ganar otro candidato, parece más difícil la permanencia del argentino. Con Barçagate o sin Barçagate.


Like it? Share with your friends!

Kiko Perozo

Maracaibo, Venezuela (1984). Experiodista de @diariopanorama, excolaborador de @mundodeportivo, votante de Venezuela para el premio The Best - Fifa. Administrador de http://desdemiarqueria.blogspot.com/ y http://lahistoria200.blogspot.com/

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *