Han pasado dos días del grave accidente de auto en el que sobrevivió Tiger Woods. El resultado del siniestro fueron múltiples lesiones en sus piernas, un saldo bastante en menor en comparación con una posible tragedia, evitada, quizá, por un milagro concedido.

Las imágenes del vehículo destrozado, en los primeros reportes de los medios de comunicación el martes 23 de febrero puso a los seguidores en una incertidumbre muy parecida a la de los primeros anuncios de la prensa cuando Kobe Bryant se accidentó en un helicóptero. La leyenda de la NBA no sobrevivió, pero Tiger tiene otra oportunidad.

Woods fue extraído del automóvil por bomberos y paramédicos con maquinaria especial para el siniestro. Inmediatamente, fue trasladado al hospital Harbor-UCLA Medical Center de Los Ángeles, donde fue intervenido quirúrgicamente.

Woods presentaba «fracturas abiertas que afectaron a la tibia y los huesos del peroné» en la parte inferior de la pierna derecha, que durante la operación ha sido «estabilizada mediante la inserción de una varilla en la tibia».

Para las lesiones en el pie y el tobillo el equipo médico usó tornillos y pernos. «Está despierto, receptivo y recuperándose en su habitación del hospital», agregó un comunicado, publicado en la cuenta de Twitter de Woods.

Investigación

El alguacil Alex Villanueva dijo en la tarde del martes que se llevará a cabo una investigación «que puede demorar días o hasta semanas para arrojar conclusiones», dijo.

Villanueva declaró que no se encontró evidencia inmediata de que Woods estuviese impedido para manejar, «sin olor a alcohol, sin evidencia de medicamentos o narcóticos».

El automóvil volcó «varias veces y se estrelló contra un árbol», describió el alguacil. Lo que indica, según su análisis preliminar, que probablemente conducía «a una velocidad relativamente más rápida de lo normal».

Segundo accidente de Tiger Woods, siempre envuelto en polémicas

El deportista tuvo un accidente de tránsito en noviembre de 2009 al que siguió el fin de su matrimonio por causa de infidelidades y una pausa en su carrera en el golf.

El deportista ganó cinco títulos en 2013, pero su participación en torneos fue disminuyendo en los años siguientes debido a dolor crónico de espalda y una serie de cirugías.

En 2017, Woods fue arrestado bajo sospecha de manejar intoxicado cuando fue hallado dormido detrás del volante. El golfista se declaró culpable de manejar sin control y se supo que estaba tomando medicamentos mientras se recuperaba de una operación de fusión espinal que le permitió volver a retomar su carrera.

Tiger Woods acabó con una espera de 11 años para conquistar un título ‘major’ cuando consiguió el Masters de Augusta en 2019.

¿Volverá a jugar Tiger Woods?

Parece la pregunta menos importante ahora, pero sus más fieles fans no dejan de pensar en el lamento de no volver a ver a Tiger en un campo de golf.

Woods, de 45 años, es considerado para muchos el mejor golfista de la historia, y unánimemente, el más influyente del deporte. Ha ganado 15 grandes torneos (a tres del récord de Jack Nicklaus), pasó 683 semanas en el primer lugar del ranking PGA, ha sido reconocido 11 veces como el golfista del año e iguala el récord de 82 títulos del PGA Tour con Sam Snead.

De acuerdo al periodista Kevin Baxter, del diario local ‘Los Angeles Times’, Woods se había sometido hace semanas a una cirugía de espalda.

El corresponsal de golf de la BBC, Iain Carter, explicó que Woods había estado en un programa de televisión el domingo y que «muchos espectadores estaban preocupados al verle dudoso sobre el progreso de su recuperación y sobre si podría o no estar listo para el Masters».

«Cualquier idea de eso ahora queda descartada y ya no es una prioridad», aseguró Carter. Porque ahora, lo menos importante para Tiger es el golf. Su prioridad debe pasar por una nueva oportunidad que le ha dado la vida, un milagro para recuperarse y tomar mejores decisiones.

También te puede interesar: NBA: Damian Lillard y James Harden, Jugadores de la Semana


Like it? Share with your friends!

Guy Acurero - @guy_acurero
Periodista venezolano. Redactor de #NFL, #NBA y fútbol en Hispanic Sports Media. Antes en Diario Panorama (2015-2019).

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *