Con su título en el Australian Open 2021, Novak Djokovic llegó a 18 títulos de Grand Slam. 17 de ellos los ganó en los últimos 10 años, total muestra de dominio. Un tenista que aunque sea criticado fuera de las canchas, dentro de ellas ha demostrado que lo tiene todo para ser quizás el más grande de la historia.

Nueve veces campeón del AO

El domingo Novak Djokovic se alzó con su noveno título del Australian Open, derrotando al número 4, Daniil Medvedev, por 7-5, 6-2 y 6-2. Melbourne Park se ha convertido en el patio de su casa, un lugar donde el serbio no se puede sentir más cómodo.

A pesar de sus problemas físicos, Nole demostró que nada le iba a impedir una nueva conquista en suelo Australiano. Ha ganado el torneo en el 2008, 2011, 2012, 2013, 2015, 2016, 2019, 2020 y 2021. Se convierte en el segundo jugador que más títulos ha conseguido en un solo Grand Slam, detrás de los 13 de Rafael Nadal en Roland Garros.

Sin duda alguna es muy posible que en el futuro el nombre de Djokovic esté en alguno de los estadios de Melbourne Park y por qué no sustituir al mítico Rod Laver Arena.

Djokovic también se ganó el cariño del público de Melbourne, que torneo tras torneo le apoya siempre. Ellos saben que cuando el serbio juega en Australia, las posibilidades de verlo campeón son muy altas. Hay pocas mejores parejas que Djokovic-Australian Open.

Djokovic y su dominio de superficies

Second helping: Novak Djokovic eats grass one more time after winning  Wimbledon

Todos saben que la cancha dura es la superficie favorita de Novak Djokovic. Por algo el domingo también rompió el récord de más finales de Grand Slam ganadas en esa superficie, con 12. Es uno de los tres mejores de la historia en esa superficie sin duda.

Aunque Roger Federer es el rey de la hierba, en especial con sus 8 títulos en Wimbledon, Novak Djokovic no se queda atrás. El serbio ya tiene cinco conquistas en el All-England Club. Con 6 años menos que el suizo, Djokovic tiene muchas posibilidades de acercarse a la marca de Federer y, por qué no, superarla.

En cuanto a tierra batida, todos tenemos en la mente a Nadal. No es para menos, 13 títulos en Roland Garros es algo que parece inalcanzable. Pero Djokovic ha sido consistente en cuanto a competitividad, con un título en París en cinco finales jugadas.

Además tiene dos títulos en Monte Carlo, tres en Madrid y cinco en Roma. Es un jugador a quien le viene bien la superficie, pero el problema es que Nadal hace ver mal a cualquiera en polvo de ladrillo.

18 Grand Slam para Novak Djokovic

  • Australian Open: 9 títulos
  • Roland Garros: 1 título
  • Wimbledon: 5 títulos
  • US Open: 3 títulos

Dominio en la última década

Antes del 2011, Novak Djokovic era un gran jugador pero que siempre estuvo en la sombra de Federer y Nadal. Por varios años ocupó de forma constante el número 3 del mundo. En el 2011 vimos la consagración de Djokovic y desde entonces no ha parado.

Desde ese año el serbio ha conseguido 17 títulos de Grand Slam y se ha establecido como el número uno del mundo. En 6 de los últimos 10 años Djokovic ha terminado el año en la cima del ranking. Su evolución en el juego lo llevó a ser llamado el jugador de la década por la ATP.

Su próximo récord ya lo tiene asegurado: el 8 de marzo llegará a 311 semanas como número 1 del mundo, superando a Federer.

Lo que más sorprende no es la mejora de su nivel tenístico, sino el cambio mental que tuvo. Nole es un tenista que siempre te lleva al límite y es muy difícil romperlo mentalmente. Cuando a eso le sumas una calidad inmensa y un físico bien trabajado, los resultados son un tenista de los más completos de la historia.

Puede que a muchos no les guste Novak Djokovic por sus problemas fuera de las canchas. Pero el serbio sigue acumulando éxitos y reuniendo más argumentos para que cuando se termine su carrera, pueda ser el número 1 de la historia.


Like it? Share with your friends!

Juan Sarcos

Colaborador en Hispanic Sports Media. @juansarcos_1996 en Instagram.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *