Las casi 80 mil personas que asistieron el 2 de febrero al Hard Rock Stadium de Miami, Florida, donde vieron cómo Patrick Mahomes y los Kansas City Chiefs retomaban la gloria de la NFL después de medio siglo, jamás se imaginaron que después de esa noche pasarían el resto del año en confinamiento.

La pandemia del coronavirus COVID-19 se intensificó de forma global poco después que los Chiefs, con un avasallante Mahomes, se proclamaran campeones del fútbol americano profesional por segunda vez en su historia.

El 2020 fue el año de los Chiefs, que vencieron 31-20 a los San Francisco 49ers en el Super Bowl LIV, luego de remontar una desventaja de 10 puntos en el último cuarto. Para regresos épicos, llama al número de ‘Pat’ Mahomes.

El quarterback de Kansas City es el primero en su posición con menos de 25 años en ganar el MVP del Super Bowl y el premio Jugador Más Valioso de la temporada regular. En esa épica noche ante los Niners, finalizó con dos pases de anotación, un touchdown por vía terrestre, 26/42 en pases, 286 yardas aéreas, dos intercepciones y cuatro capturas.

La consolidación de Mahomes como mariscal de campo a nivel deportivo y contractualmente hablando, el permanente trabajo del head coach Andy Reid, el esfuerzo en los escritorios para mantener una plantilla competitiva con el ala cerrada Travis Kelce, el corredor Clyde Edwards-Helaire, el talentoso running back Le’Veon Bell y el receptor Tyrek Hill en la ofensiva, hacen de los Chiefs un candidato no solo a repetir el título en 2021, sino para convertirse en la nueva dinastía de la liga.

 

El panorama para el Super Bowl LV

¿Qué ha cambiado de febrero a diciembre? Básicamente, algunas franquicias nos reciben público en sus estadios para prevenir el COVID-19. Otras aceptan que sus fanáticos ingresen pero con aforo reducido y con las medidas sanitarias correspondientes. Parecen claros los pasos a seguir para la celebración del Super Bowl LV pero en la NFL piensan esperar al menos a enero para hacer oficial las decisiones en cuanto al evento. Lo único que no ha cambiado es el dominio de Kansas City en su división.

La pasada temporada, los Chiefs de Mahomes finalizaron como campeones de la División Oeste de la Conferencia Nacional (NFC) con récord de 12-4, muy por encima del 7-9 de Denver Broncos y Oakland Raiders. Su liderazgo en su grupo no cambió. Incluso, mejoró los números: no ha terminado la campaña regular de la 2020-2021 y Kansas City tiene récord de 14-1. Solo un tropiezo y asegurando el mejor récord de la Nacional.

Ese registro de los Chiefs invitan al panorama en el que Kansas tendrá un camino accesible en los playoffs, al menos hasta los duelos decisivos de la Conferencia. Además, tienen al líder en yardas aéreas de la liga en Mahomes (4.740), al número 1 en yardas por recepción con Kelce (1.416), al tercero en intercepciones con el profundo Tyrann Mathieu y tienen la quinta mejor defensiva en recuperaciones de ovoide, un dato clave para el éxito de su ofensiva.

El 2020 fue marcado por el coronavirus en la vida y por los Chiefs de Mahomes en el ‘football’. El recuerdo del Super Bowl LIV, con Shakira, Jennifer Lopez y hasta Bad Bunny y J Balvin con la vibra latina en el show de mediotiempo y el triunfo de Kansas City probablemente no sea superado por una edición LV que lo más seguro es que no tenga la totalidad de los fanáticos posibles. Lo cierto es que el 2021 pinta prometedor para los campeones defensores de la NFL, que con o sin público, sin show y aún en pandemia, tienen en la mira volver a levantar el trofeo Vince Lombardi y con un Patrick Mahomes que apunta a su segundo MVP.

Ojalá vuelvan los mejores días del fútbol americano en cuanto a espectáculo.

También puedes leer: FC Barcelona: Un 2020 para el olvido


Like it? Share with your friends!

Guy Acurero

Periodista deportivo venezolano. Redactor de #NFL y #NBA en Hispanic Sports Media. Ex-reportero del Diario Panorama (2015-2019).

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *