El Barcelona tendrá, oficialmente, un nuevo presidente: Josep María Bartomeu renunció este martes.

Un día antes había dicho que no tenía motivos para hacerlo, en un año en el que la crisis institucional y la deportiva tuvieron cotas altísimas que generaron la rebelión de Lionel Messi.

Josep María Bartomeu.
Josep María Bartomeu.

Al final, Messi se quedó amarrado por temas contractuales y Bartomeu decidió irse antes que realizaran la elección de socios sobre su futuro.

Fue “el presidente educado que siempre decía que sí y dejaba pudrir los problemas”, como lo cuenta Ramón Besa, experimentado periodista de El País.

Pero se pudrieron tanto, tanto, que el balón del escudo del Barcelona -que, por cierto. Bartomeu intentó modificar- se llenó de moscas.

  • Arremetió contra Johan Cruyff en vida e intentó capitalizar su memoria tras su fallecimiento.
  • Se enfrentó a Pep Guardiola, quizá como icono del Laportismo, generando varios enfrentamientos mediáticos con el presidente actuando desde las sombras.
  • Junto con Sandro Rosell, por el caso Neymar, judicializó al FC Barcelona.
  • Contrató a varios jugadores de poco peso, la mayoría que ni siquiera debutaron con el primer equipo, lo que generó acusaciones de corrupción a través de intermediarios.
  • Firmó con empresas comunicacionales que terminaron atacando a jugadores y antiguas glorias del club.
  • Desequilibró el plantel con contrataciones de poco nivel, vendiendo a jugadores de la cantera para tratar de sanear la economía.
  • Tras pagar altísimos sueldos en el pasado, este año tuvo que, prácticamente, regalar a varios futbolistas como Luis Suárez, Ivan Rakitic y Arturo Vidal.
  • Y, para colmo de males, terminó enfrentado con Lionel Messi, que intentó irse del club en verano y no lo pudo hacer por temas contractuales. El argentino lo acusó de «haberle mentido».

La lista es larga, y puede serlo aún más, pero solo nos quisimos enfocar en los eventos más controversiales.

Bartomeu, ¿el peor presidente de la historia del Barcelona?

Como cosa curiosa, Bartomeu -que llegó en 2014, asumiendo tras la renuncia del controversial Sandro Rosell- se va con una mayor cantidad de títulos que sus predecesores (13, incluyendo el último triplete del club, contra 12 de Joan Laporta y nueve de Sandro Rosell).

Pero a un costo durísimo: desmontó -destruyó- un estilo en el que se primaba la cantera, apostando por las altísimas compras que no siempre dieron resultado.

Allí quedan nombres y costos como los de Ousmane Dembelé, Antoine Griezmann o Philippe Coutinho, todos superiores a los 100 millones de euros y que, hasta los momentos, no han rendido para el club.

“Mal asunto cuando se cambia de director general, se saltan los controles financieros y se habla de comisiones”, afirmó un ex dirigente del Barcelona, citado por Ramón Besa.

¿El peor presidente de la historia? Quizás no en números, pero sí en el legado errático. A diferencia de su «predecesor» en el triste honor, Joan Gaspart, éste recibió un equipo destrozado tras los últimos años de Josep Lluís Núñez.

Pero Bartomeu no supo aprovechar un Barcelona que fue símbolo de admiración en el mundo y terminó convirtiéndolo en un campo minado por su falta de liderazgo.


Like it? Share with your friends!

Kiko Perozo

Maracaibo, Venezuela (1984). Experiodista de @diariopanorama, excolaborador de @mundodeportivo, votante de Venezuela para el premio The Best - Fifa. Administrador de http://desdemiarqueria.blogspot.com/ y http://lahistoria200.blogspot.com/

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *