Durante las últimas 13 temporadas de la MLB, los Dodgers de los Angeles, desde el debut de Clayton Kershaw han pasado por dos propietarios, dos regímenes de dirección, tres managers y 298 jugadores diferentes. Pero, ahora, nunca habían estado tan cerca de ganar la Serie Mundial.

Los Dodgers

Los Dodgers tienen dos oportunidades para vencer a los Rays, un lujo que no tuvieron ni en 2017 ni en 2018. En ambos de esas ocasiones, los Dodgers se enfrentaron a oponentes con alineaciones profundas y, como reveló una investigación de la temporada baja pasada, un sistema de robo de señales ilícito. En consecuencia, los Dodgers quedaron atrás la mayor parte del camino en ambas series.

Esta vez, los Dodgers ingresan al Juego 6 de la Serie Mundial con una ventaja de 3-2, una posición que 60 equipos de MLB han enfrentado en una serie al mejor de siete; dos tercios de ellos han ganado. Esa lista incluye el primer equipo campeón en la historia de la franquicia, los Brooklyn Dodgers de 1955, y los cuatro equipos de los Dodgers que han enfrentado tal situación desde entonces.

Para llegar a este punto, los Dodgers han sido muy consistentes.

Largo proceso

Desde 2012, los Dodgers han sido propiedad de Guggenheim Baseball Management, uno de los grupos de propietarios más ricos del deporte, y han aprovechado ese poder financiero para construir una potencia en el campo. Pudieron firmar a Mookie Betts de los Medias Rojas en un intercambio de sueldo y luego firmarlo con la segunda extensión de contrato más rica en la historia del béisbol y salir de Manny Machado sin sufrir tantas bajas en las ligas menores. Durante la última década, han arrojado dinero a agentes libres de renombre como Zack Greinke, han evitado que piezas importantes como Kershaw, Kenley Jansen y Justin Turner salgan del mercado abierto ellos mismos, y le dieron 42 millones de dólares a Yasiel Puig.

Mientras tanto, los Dodgers han mantenido lo que podría ser la mejor granja del béisbol durante 15 años y contando. Kershaw fue solo uno de una clase de prospectos que tuvo un gran éxito a fines de la década de 2000, junto con Matt Kemp y Russell Martin. Y a lo largo de los años, los Dodgers han guiado a Seager, Jansen, Cody Bellinger, Julio Urías, Walker Buehler y muchos otros a través de las menores. Ese conducto le dio a los Dodgers la libertad de permitir que Yasmani Grandal, uno de los mejores receptores del mundo, se fuera como agente libre después de la temporada 2018 y lo reemplazara con Will Smith, quien podría ser aún mejor.

Como si eso no fuera suficiente, los Dodgers han encontrado estrellas escondidas. Turner, Max Muncy y Chris Taylor tenían antecedentes sustanciales de no poder batear en las Grandes Ligas antes de que explotaran en LA. Jansen era un receptor de ligas menores que se convirtió en cerrador con más de 300 salvamentos en su carrera.

Jugadores clutch en postemporada

Kershaw, ha logrado la mejor postemporada de su carrera, ganando cuatro de sus cinco aperturas, incluidas dos fantásticas salidas en la Serie Mundial. Corey Seager, quien bateó .195 / .271 / .336 en sus primeros 34 juegos de postemporada en cinco años, se ha encendido desde la NLDS, bateando .389 / .476 / .852 en sus últimos 14 juegos. Dustin May rompió una racha de tres horribles apariciones consecutivas al entregar 1 2/3 entradas clave en blanco en el relevo de Kershaw el domingo por la noche. Entre otros muchos jugadores.

¿Nueva dinastía?

En caso de que los Dodgers ganen la Serie Mundial 2020, ese sería el pilar más importante para la base de lo que muy bien podría ser la próxima gran dinastía del béisbol.

Aunque, los campeonatos de la Serie Mundial son imprescindibles, pero no lo son todo. Para ser una dinastía, debes ser un equipo dominante.

Los Dodgers tienen los ingredientes para ser una dinastía, quizás la primera verdadera dinastía desde los Yankees a fines de la década de 1990 y principios de la de 2000. Esos Yankees llegaron a la Serie Mundial seis veces en ocho años, ganando cuatro campeonatos.

Mookie Betts signs mammoth 12-year extension with Dodgers

Los Dodgers definitivamente podrían unirse a esa lista. Mookie Betts, uno de los dos o tres mejores jugadores del deporte, está en su mejor momento y tiene un contrato a largo plazo. Walker Buehler y Cody Bellinger estarán presentes durante los próximos años (aunque el arbitraje será costoso rápidamente). Max Muncy tiene contrato por un par de temporadas más. Will Smith ni siquiera es elegible para arbitraje hasta 2023.

Y el sistema de la granja, Baseball America, lo clasificó como el número 5 en general en su actualización de mediados de agosto. Pero no se sabrá por mucho tiempo cómo la historia juzga a los Dodgers. Mientras tanto, el primer paso hacia la dinastía, y lejos de la decepción, es acabar con los Rays en la Serie Mundial 2020 y darles a los fanáticos de los Dodgers nuevamente el campeonato. ¿Lo lograrán?

AQUI PUEDES VER:

Los Angeles Dodgers vs Tampa Bay Rays, World Series inesperada

Jugadores novatos que han estado extraordinarios en los playoffs de MLB

Los Angeles Dodgers vs Padres de San Diego, dos potencias


Like it? Share with your friends!

Sebastián Villalobos
Redactor de NBA y MLB en Hispanic Sports Media - @sebastian0209 en Twitter y en Instagram @sebastianvu02

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *