Difícil momento para visitar el Camp Nou. El Real Madrid llega al Clásico con muchas más dudas que certezas, con poco optimismo y que ni el propio Zinedine Zidane conocía al frente del Real Madrid.

El Madrid llega a Barcelona tras dos derrotas consecutivas en casa. No ha sido el Bernabéu sino en el Alfredo di Stéfano el lugar donde el Madrid está viviendo este mal comienzo de temporada. Sin dudas, el Clásico es la llave de la puerta para el renacer madrileño.

Los últimos encuentros

Las dos derrotas consecutivas ante el Cádiz y Shakhtar, encendieron las alarmas, no solo en el cuerpo técnico, sino también en la directiva comandada por Florentino Pérez.

El Madrid empieza perdido en casa en Champions. Y ya había terminado la competición anterior con un partido para el olvido contra el Manchester City. Ha encajado cuatro goles en estos dos últimos partidos. Y eso que Courtois ha mostrado su alto nivel de las últimas dos temporadas. Ante los ucranianos ya salvó un mano a mano con 0-0 y después, ya en la segunda mitad, salvó de nuevo al equipo con intervenciones milagrosas que pudieron agrandar el marcador.

Las estadísticas

El Real Madrid se caracterizó por tener una sólida defensa la temporada pasada. Recibió 25 goles en Liga, lo cual cubrió su mal registro de goles anotados con 70. No es un mal número, aunque el Madrid está acostumbrado a otra cosa. Claro, mejoró el 64-46 de la primera campaña sin Cristiano Ronaldo (18-19).

La defensa

Esa solidez defensiva parece haberla perdido el conjunto de ‘Zizou’. Como marcábamos anteriormente, el equipo no se muestra seguro en defensa. Cuando no se encuentra el capitán Sergio Ramos, no hay quien haga el trabajo de primer zaguero central. Raphael Varane no se siente cómodo en esa labor, y Militao no termina de arrancar.

Con ausencia de Sergio Ramos, el Real Madrid perdió seis de los últimos siete encuentros correspondientes a Europa. Lo que habla no solo la importancia en defensa, sino también de su liderazgo como capitán.

El lateral izquierdo es totalmente de la figura de Ferland Mendy. El exjugador del Lyon le saca años luz a Marcelo, que quedó muy tocado luego del encuentro en Champions. Lo preocupante es que el nivel del brasileño no es de un juego, sino de tres temporadas.

La ofensiva

Sí Sergio Ramos es importante en defensa, en la delantera tenemos un nombre solamente, Karim Benzema. El francés es el baluarte en ataque para el Madrid, siendo su goleador en Liga la campaña pasada. Comenzó en 37 de las 38 jornadas del Madrid campeón, donde marcó 21 goles y asistió en 8 ocasiones. 29 goles de los 70 donde Karim fue clave. Y sin comentar lo importante de él para el juego del equipo blanco.

Ahora bien, ¿Y los acompañantes de Benzema? La clave pasa por acompañarlo con Vinicius Jr. Jugador que demuestra ser diferencial. Marcó a los 15 segundos de ingresar ante el Shakhtar. Otro que rinde cuando juega es Rodrygo Goes.

Marco Asensio parece no estar bien. No comenzó esta temporada como finalizó la anterior. De los tres encuentros de liga comenzó en solamente uno, con un promedio de 49 minutos por partido.

La baja de un Eden Hazard que tampoco ha podido demostrar su calidad, ni se diga del serbio Luka Jovic.

El mediocampo

Luka Modric en modo balón de oro. Un golazo contra el Shakhtar y la distribución de juego del croata muestra su calidad, que no se duda. No está a su mejor nivel, pero es uno de los rescatables.

Toni Kroos otro de los que se podría rescatar en este comienzo, promediando 91% de acierto en los pases por partido, algo normal en él.

Casemiro y Valverde parte importante de esa estabilidad en el centro del campo. El carioca no tiene recambio natural y se recurre a un Federico que, la temporada pasada demostró la calidad de futbolista que puede ser, esta no comenzó del todo bien.

Las claves

Primero que nada, Zinedine Zidane tiene que levantar la moral del equipo. Su principal labor como entrenador. Algo que ya demostró el Madrid del proyecto comandado por él es que reacciona en momentos clave. Y qué mejor escenario que contra el Barcelona en su casa.

Ante la posible baja de Sergio Ramos (molestias en su rodilla), Zidane tiene que acomodar la defensa, y para ello, tiene que levantar la confianza de Raphael Varane.

Benzema obviamente estará de titular, muy probablemente lo haga Vinicius Jr. también. La pregunta estaría entre Rodrygo o Asensio. Si Zidane quiere encontrar al mejor Marco Asensio, este sería el momento.

En el medio la única duda sería si estará Valverde para darle más solidez defensiva o irá con el clásico Modric-Casemiro-Kroos para darle más juego.

La llave de este Real Madrid está, solo hay que encontrarla. La pregunta sería: ¿Podrá Zinedine Zidane encontrarla nuevamente?

Para más contenido de Hispanic Sports Media presiona aqui.


Like it? Share with your friends!

Diego Avendaño Durán
Redactor de Hispanic Sports Media. Venezolano viviendo en Argentina.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *